¡BIENVENIDOS!

“Pues si cada uno de nuestros afectos enfada al cielo, ¿para qué entonces habrá creado Dios la Tierra?”

Miguel Ángel

Hace tiempo, se podía leer en alguno de estos sitios la historia de una mujer que había sido asesinada por un homosexual al haberle sugerido que cambiara su desaprobada forma de vida. Miembros de la iglesia católica hacían notar que la noticia de su muerte apenas había sido dada a conocer en la red a comparación de la extensa difusión que se da cuando un homosexual (entiéndase por esta ocasión en este texto LGBTI) es víctima de algún crimen por odio.

Se ha propuesto ya la beatificación de dicha mujer.

Durante el régimen nazi en Alemania se estima que entre 5,000 y 15,000 homosexuales fueron llevados a los campos de concentración.

De 1995  a 2006 fueron registradas  por la Comisión Ciudadana contra los Crímenes de Odio por Homofobia, entre otras asociaciones,  420 ejecuciones de hombres y mujeres, en México solamente.

En las últimas décadas, el número de adolescentes y jóvenes LGBTI que se han suicidado a causa del acoso de compañeros y familiares, ha tenido un aumento considerable.

En algunos países, Rusia, Irán, Uganda entre otros, los sistemas de gobierno aprueban leyes que van desde multas y encarcelamiento hasta la pena de muerte para todo aquel que promueva los derechos de homosexuales, proteste contra la discriminación o tenga relaciones sexuales con personas de su mismo sexo.

La larga lista de acciones homofóbicas incluiría por supuesto, las aberrantes notas de la prensa amarillista, la pérdida o disminución de derechos laborales, la extorsión, la ridiculización y los estereotipos en los medios audiovisuales, el ataque constante y sistemático de algunas organizaciones religiosas, etc., etc.

Ningún homosexual, asesinado o no, ha pretendido ser “beatificado”. Sólo desea vivir, por simple derecho civil, en paz, en libertad.

Las personas afroamericanas reclamaron desde hace siglos la igualdad de derechos y aun son discriminadas. Las mujeres lucharon por un trato equitativo y pese a los grandes avances que han logrado son abusadas, mutiladas y asesinadas. Los indígenas han dado a conocer sus carencias y marginación y han sido despojados de sus tierras e ignorados en muchas partes del mundo. La intolerancia religiosa por parte de la iglesia hegemónica queda de manifiesto cuando se intenta diversificar la fe de la población.

No se puede esperar, por lo tanto, que la lucha del homosexual como la de cualquier otra minoría sea fácil y ya se haya agotado. A más de 40 años de los disturbios de Stonewall en Greenwich Village queda mucho por hacer y en el camino seguramente se perderán más vidas.

Este blog es una minúscula aportación a la comunidad LGBTI en el que se intenta recopilar textos, imágenes y videos de diversos sitios y autores cuyo contenido estimule a todo aquel que visite esta página sobre todo a leer, a documentarse acerca del tema y así entender un poco más las mil facetas que conforman la homosexualidad.

“Defender el derecho de elegir la preferencia sexual no es un asunto exclusivo de las lesbianas y los homosexuales, es un asunto que compete a todos, porque llegar al punto de elegir libremente  su sexualidad, es un derecho que ha costado sangre, sudor y lágrimas a las naciones modernas.

Yo creo que la incomodidad de los varones de hablar de la homosexualidad frecuentemente se debe a una virilidad más ligada al machismo que al sentido profundo de ser humano”.

Abel Pérez Rojas

¡BIENVENIDO!

LUIS LIÑANTE

One thought on “¡BIENVENIDOS!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s