Aprende a amarte (otra vez)

 

aprende-a-amarte

Se nos dice que para ser felices necesitamos “querernos”, descubrir la alegría desde nuestro interior y construir nuestra autoestima, pero nadie realmente nos dice cómo. En este post personal, el escritor invitado Joshua Vaughn comparte su historia sobre la depresión, la pérdida de su autoestima durante una relación y luego los cinco pasos que tomó para encontrar ese amor otra vez.

A menudo la vida como hombre gay puede ser una batalla, no la tenemos fácil. Vamos a admitirlo. Quiero decir, realmente admitámoslo. Se puede decir que nosotros los gays tenemos las mismas oportunidades que nuestros homólogos heteros – y sí que es cierto, las tenemos, posiblemente aún más. Pero, ¿crees que han tenido muchos hombres heteros que revelar algo acerca de ellos mismos que potencialmente los lleve a la exclusión de los círculos sociales, familiares o de su comunidad? ¿Han tenido estos hombres que encubrir quienes realmente son por el temor al castigo, abuso y rechazo?

Vayamos más allá del momento de la salida del clóset y del auto-descubrimiento, vamos a ver el mundo de las citas gay. ¿Cuántas veces tu atención se ha desviado fuertemente hacia el “six pack” de los torsos desnudos en Grindr? O ¿cuántas veces has tenido que describirte a ti mismo como ‘masc’ para ser aceptado por otro?

Sí, la vida para todos es difícil, pero como gays, es un poco más compleja.

Durante una gran parte de nuestras vidas hemos tenido que ocultar quienes somos. Una vez que salimos, nos etiquetamos para impresionar a los demás y sentirnos amados, pero realmente todo lo que debemos hacer es querernos un poco más.

Amarse a sí mismo es un hábito constante, se lleva tiempo y esfuerzo. Hace poco venía de una relación donde, por fin, yo era una persona completamente diferente. En la relación estaba seguro, sabía quién era yo, era ingenioso, encantador y una mariposa social integrada. Hacia el final de la relación, fui diagnosticado con ansiedad severa y constantemente con miedo de perder el significado de la vida. Era un ermitaño que carecía de energía y algunas tardes estaba totalmente postrado en cama. Puedo afirmar que era una persona completamente diferente. La gente automáticamente asumía que era la influencia de mi ex pareja la que me hacía ser una persona así, pero no era él en realidad. Era yo.

Acepto toda la responsabilidad. ¿Por qué? Porque me olvidé de quererme. Estuve tan inmerso en la relación, que la puse por encima de mí. Mis necesidades y deseos se cayeron en la cuneta. Me convertí en algo secundario y en consecuencia sufrí inmensamente. Poco a poco, pero de manera contundente, mi enfermedad mental tomó lo mejor de mí. Dejé que la relación dictara mi felicidad (las relaciones son un complemento, ¡no el aspecto central en la vida!) ¡Necesitaba aprender a quererme otra vez, y necesitaba hacerlo rápido!

Tras cientos de búsquedas en Google, descargas de kindle, blogs de autoayuda, charlas con amigos y profesionales, se me ocurrió un plan para convertirme en la mejor versión de mí. No tocaré la importancia de amarse a sí mismo, hay un montón de artículos en Google para eso, pero lo que muchos artículos no abordan es la práctica de amarse a sí mismo. Y ese es el punto. Es una práctica que debe ser incluida en tu rutina diaria para que se convierta en un hábito.

Ahora bien, esto no se aplica para todos, sin embargo yo recomendaría que simplemente lo pruebes durante una semana o menos. Nada tienes que perder y sí mucho que ganar.

  1. En primer lugar, conoce a la persona que quieres ser. Crea una lista de deseos. Seamos realistas aquí. No queremos transformarnos totalmente en otra persona. Estoy hablando de crear una lista de cualidades tuyas que deseas que destaquen más para tu propio desarrollo. Piensa en una situación donde creas que la manejaste bien. O incluso piensa en un mejor momento. Lo mío fue ser más positivo, más agradable, llenarme más de energía y ser más aventurero.
  2. Fabrícate un lema. Como una afirmación, escoge un texto al que siempre puedas recurrir. Puede ser el objetivo de algún tipo. Un recordatorio de por qué haces esto. El mío es ‘Ser la mejor persona que puedo ser, y todo lo demás caerá en su lugar’. Escribí esto junto con las cualidades que quiero mejorar en el paso anterior, lo pegué en la pared de mi dormitorio y lo leía todos los días.
  3. ¡Puntos fuertes! Todo el mundo los tiene. ¡Anótalos! Lleva un diario de tus retos a vencer. Puede ser algo tan simple como tener un buen corte de pelo, o tan importante como dar una buena exposición en tu trabajo. Enfocándote en tus logros positivos y diciendo que eres increíble, se hace la gran diferencia.
  4. Simula hasta que lo consigas. Encarna a la persona que quieres ser en el paso 1. Piensa como esa persona, camina y habla como tal. Yo encarné la versión de ‘mí’ que confiaba en sí mismo. Caminaba erguido hablaba con seguridad y encanto, rezumaba positividad. Y después de un tiempo funcionó, poco a poco me convertí en esa persona. Se toma 30 días para convertirse en un hábito. Esto va a ser difícil, pero confía en mí pues vale la pena el resultado. Algunas personas pueden estar en desacuerdo con este paso, pero bueno, a veces llegamos a un lugar tan oscuro que tomar un descanso de la persona que somos y centrarnos en la persona que podemos llegar a ser, es la única opción.
  5. Trátate a ti mismo como un niño. Háblate como lo harías a un niño de 5 años. Sé amable contigo. Si te equivocas o tomas una mala decisión, piensa lo que le dirías a un niño de cinco años y dilo así para ti. Reconoce que estabas equivocado, pero sé amable y suave para que puedas avanzar.

En este momento, puedo decir con confianza que soy mejor que mi yo anterior, ahora soy la mejor versión de mí mismo. Las personas lo han notado y lo han comentado. Otra vez estoy emocionado por la vida. Estoy emocionado por explorar y avanzar. Por supuesto que tengo días en los que me siento perdido. Cuando esto ocurre, reconozco que me siento así y soy consciente de mis pensamientos pero utilizo los pasos anteriores para volver a mi camino.

Recuerda que sólo tú puedes sentirte amado y feliz, es tu trabajo, de nadie más.

¿Has tenido una experiencia similar? ¿Has tenido que aprender a amarte a ti mismo otra vez?

 

Imagen por Sylvain Norget

 

Publicado en:     https://themoderngay.com/2014/11/16/modern-gay-perspective-learn-to-love-yourself-again/


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s