Los Emperadores homosexuales de las Dinatías Han, Song, Ming y Qing en China

 

La homosexualidad en China ha sido documentada desde la antigüedad. Un ejemplo notable son las expresiones hechas con las que se conoce la homosexualidad en China yútáo y duànxiù (余桃 断袖) que están basadas en hechos históricos: Yútáo (melocotón sobrante o mordido), citado por Han Fei, alude a una anécdota sobre Mizi Xia (彌子瑕), un hermoso y joven noble amado por el Duque Ling de Wei (衛靈公) que un día caminaba junto al carruaje del duque, como señal de confianza, y tomó un fruto muy dulce y tras morderlo lo compartió con el duque, y este elogió el gesto diciendo “Mirad como me ama que se olvida de su boca y me lo da a mi”. Aunque cuando Mizi Xia con el tiempo perdió su belleza y el favor del duque, este dijo: éste es el que secuestró mi carruaje y sólo me dio de comer un melocotón mordido. A su vez Duànxiù (romper la manga) se refiere a una acción del emperador Ai Di de la dinastía Han que se cortó la manga para no despertar a su adorado amante Dongxian (董賢) que dormía sobre ella.

Las investigaciones de Pan Guangdan (潘光旦) llegaron a la conclusión de que casi todos los emperadores de la dinastía Han tuvieron al menos un amante masculino.

HanWu_KiyokaChu_ET

El emperador Wu de Han, el más importante emperador de la dinastía Han. (La Gran Época)

       Se cree que la homosexualidad masculina era corriente en las dinastías Song, Ming y Qing. También hay citas de lesbianas en algunos libros de historia. Los homosexuales chinos nunca sufrieron persecuciones de importancia a diferencia de lo que pasó en la cristiana Europa durante la edad media, hasta el siglo XIX.

emperadores-de-la-dinastia-qing

En algunas áreas la costumbre de la homosexualidad estaba más arraigada que en otras. En la dinastía Ming corría el dicho de que la provincia de Fujian era el único lugar donde la clase alta medraba gracias a comerciar con el amor de los cortesanos masculinos. Aunque los escritores de allí rechazaban este estereotipo. Xie Zhaozhe (1567–1624) escribió que “desde Jiangnan y Zhejiang a Pekín y Shanxi, no había nadie que no supiera de esta afición.” Incluso los misioneros jesuitas europeos como Matteo Ricci (1552–1610) dejaron registros de lo que ellos consideraban “perversiones contranatura”, lamentando que su practica era frecuente y de naturaleza pública.

El historiador Timothy Brook escribió que esta no era la única preocupación de los Jesuitas, desde que el celibato de los sacerdotes empezó a ser objeto de especulación entre los chinos. Las prácticas homosexuales con catamitas o “chicos cantantes” fueron asociadas principalmente por las clases medias trabajadoras con el lujo y la decadencia de las clases altas. Y se sabe que la mayoría de los hombres que lo practicaban eran bisexuales, ya que perseguían con la misma frecuencia a sus criadas que a sus jóvenes sirvientes.

 

Homosexualidad en las dinastías chinas
Homosexualidad en las dinastías chinas

Detalle de jóvenes en prácticas homosexuales. Acuarela sobre rollo de papel de la dinastía Qing a finales del Siglo XIX en Pekín.

La primera ley en contra de la homosexualidad entró en vigor en China en 1740. No hay registros históricos del nivel de presión, ni de la efectividad en el cumplimiento de esta ley. Pero fue peor para los homosexuales chinos, irónicamente, la ilustración que trajo el movimiento de auto-fortalecimiento que importó de occidente, además de su filosofía y su ciencia, la homofobia y la consideración como enfermedad mental de la psiquiatría de la época.

El oficial de la dinastía Qing, Zhu Gui (1731-1807), un administrador y recaudador de impuestos destinado a Fujian en 1765, pensaba mejorar los defectos morales de las gentes bajo su jurisdicción promulgando una prohibición sobre los “cultos licenciosos”, y criticó el respeto que se tenía por tales cultos. Uno de estos que consideraba particularmente problemático era el culto al dios Hu Tianbao al que acudían los hombres para pedir su intersección para conseguir el amor de otro hombre. Así informó:

La imagen es de dos hombres abrazados, la cara de uno es de edad bastante avanzada, la otra tierna y pálida. Es comúnmente llamado el pequeño templo oficial. Todos los libertinos y granujas sin vergüenza que tienen contactos sexuales con adolescentes u hombres jóvenes rezan para rogar el auxilio del ídolo de yeso. Entonces hacen peticiones para atraer y obtener al objeto de su deseo y después untan la boca del ídolo con intestinos de cerdo y azúcar para darle gracias.

Hu Tianbao

Hu Tianbao

     El amor homosexual también fue representado en la pintura china, muchas de estas obras han sobrevivido a los estragos de la revolución cultural durante el régimen de Mao Zedong. Aunque ya no quedan ninguna de las estatuas de gran tamaño, hay muchos rollos con dibujos y pinturas sobre seda que están actualmente en colecciones privadas.

 

Fuente: http://es.wikipedia.org

http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/deed.es

 

¿Y en la vecina isla del Japón?

Esta escultura nos puede dar una idea de lo que ahí ha sucedido siempre, eso sí, todos muy sonrientes.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s