El racismo gay

 

Racismo Gay
Racismo Gay

Por Colby Scot

Estos cuatro hombres, mostrando cuerpos sensuales, entran en la categoría de “hot men”. Dada la oportunidad, ¿cuál te gustaría llevar a casa?

Si tu primer pensamiento fue el blanco, ¿te hace racista?

La mayoría de la gente diría que no es así. Como escritor asiático-americano, Alexander Chee dijo en un comentario “No asiáticos” para Out.com, “Seré el primero en decir que el deseo no es una democracia, sino un dictador. El sexo no es justo, es sólo sexo”.

Sin embargo, en el mundo de los gay y -específicamente en línea de citas- el rechazo y el racismo a menudo caminan juntos como mejores amigos. En noviembre pasado se presentó un post llamado “No gordos, afeminados, o…el lado oscuro de las citas en línea” en el que los lectores debatieron su disgusto por el lado del cuerpo-fascista de los gay, mientras que al mismo tiempo, sólo se da la búsqueda de parejas con físico musculoso y trabajado. Y como señala Chee, esos detalles son a menudo seguidos de cerca por comentarios de carácter más racista.

“La advertencia de “No asiáticos” suele ir acompañada de “No gordos ni afeminados”, como si ser asiático es algo que se tratara con una visita al gimnasio, médico, o la terapia conductual”, escribe. “Hay una tentación aquí para tratar de litigar con la gente que no es asiática. ¿Cómo puedes decir que no estás con los asiáticos? ¿Qué sucede con Harry Shum, BD Wong, Daniel Dae Kim? Pero esto está realmente fuera de lugar “Y mientras las necesidades carnales de un hombre le piden inclinarse en una dirección u otra, Chee explica que “el rechazo basado en la raza, en los viejos días del ligue en la vida real, era en silencio. Del mismo modo su reacción. Si alguien te rechazaba debido a tu raza, usualmente no oías hablar de eso a menos que tú presionaras el caso. Pero los hombres que escriben “No asiáticos” en su perfil no están indicando una preferencia. ”

Este ejemplo tan obvio fuerza a uno a considerar las imágenes utilizadas para representar a las personas homosexuales en las publicaciones LGBT, sitios web y publicidad. Tradicionalmente, fundadas y dirigidas por hombres blancos, de clase media, estos puntos de venta ofrecen a menudo imágenes que reflejan estos hombres gay o sus gustos. A medida que el clamor por la igualdad de representación se eleva, uno podría ver una cierta diversidad, pero aun así la gente de color en general, se vería como si hubieran sido criados en un barrio residencial blanco de clase media. Este no es un problema de la década de 1990, sino una situación que está muy viva hoy en día. Incluso en la televisión los hombres gays que se ven son generalmente de color blanco: Nate Berkus, Goreski Brad, Mitchell y Cam en Modern Family, y Kurt Hummel en Glee. En un reciente comentario de CNN, el escritor afroamericano Rob Smith indicó lo siguiente:

     “Cuando me conecto a mi equipo en la mañana… yo, sin duda, veré imágenes de personas que no se parecen a mi en historias escritas por otras personas que tampoco se parecen a mí. Por encima de la página… están los anuncios de productos diversos… modelados por gente que no se parece a mí… Cuando estoy en el tren, leo mi revista gay favorita. No puedo recordar haber visto nunca a alguien que se parezca a mí en la portada. Cuando la leo veo más anuncios – para ropa interior, colonias, cruceros, hoteles, y ropa-con gente que no se parece a mí. Ninguno de los escritores se parece a mí, ni hay alguna historia sobre alguien que se parezca a mí. Cuando por fin veo un anuncio con alguien que comparte mi color de piel, el anuncio es para medicamentos contra el VIH. “

Este punto es aparentemente compatible con Gay.net en su propia sección de Eye Candy, y, también hay otro punto a considerar. Eye Candy es la sección de mayor tráfico de toda la web, y de vez en cuando los lectores comentan que la selección de modelos tiene demasiados blancos. Y sin embargo, cuando ponemos un afroamericano o asiático en un post, un menor número de lectores hacen clic para checarlos. Lo mismo puede decirse de los “miembros destacados” en la página de inicio de Gay.com o en los boletines de noticias. Los miembros de Gay.com vienen en todas las formas, tamaños y colores de piel, pero en general cuando visitan el sitio hacen clic en las imágenes de miembros en este orden:

  1. Del tipo blanco americano.
  2. Hombres de piel clara, hispanos o latinos.
  3. Hombres del Mediterráneo.
  4. Italianos.
  5. Brasileños.
  6. Hombres de raza desconocida.
  7. Asiáticos y de raza negra.

Entre más clara sea la piel de los hombres, más clicks reciben.

Así que ¿es la falta de igualdad de representación en los medios de comunicación gay una forma sutil de racismo, o un negocio simplemente? Si bien nos esforzamos por equilibrar el aspecto de los dos sitios, porque sentimos que es importante en varios niveles, al final del día de empresas y anunciantes necesitan que la gente haga clic en sus artículos y anuncios. Y si los lectores salen de un sitio, ya que no refleja su vida o gustos personales, a continuación, entonces las empresas bien podrían quedar fuera del negocio.

Tal vez el argumento real es el más obvio: después de haber nacido dentro de la sociedad en general, llegamos a la comunidad LGBT con todo el equipaje que la sociedad nos ha inculcado. Smith de CNN ofrece esta anécdota, que muestra hasta qué punto puede ser invasiva la mentalidad. “Después de tomar unas copas con mi amigo, caminé a casa a través del distrito de moda en el centro de Manhattan. Veo a una pareja gay caminando de la mano por la calle… Sus rostros relajados y felices se asustaron cuando me vieron, e inmediatamente dejaron de tomarse de las manos y se separaron. En esa tarde por la noche en una zona desconocida de la ciudad, no soy visto como un miembro de la comunidad LGBT. Yo soy negro. Yo soy un hombre. Yo soy una amenaza”.

Chee y Levine incluso se refirieron a imágenes como la de la derecha, donde el usuario va a decir cosas como “¡Estoy bloqueando más asiáticos aquí que en la Gran Muralla China!” Chee dice de las personas que llegan a este punto, “… no sólo estás siendo racista, es aun más extraño que eso: estás buscando como compañero a un enemigo de Asia. Estás utilizando el disfraz de una manera semi-socialmente aceptable para decir que eres un racista y que buscas conectarte con otros racistas. Eso está bien. Sólo tienes que cambiar tu perfil por “RACISTA, BUSCA OTRO IGUAL”.

Levine reconoce que si bien el perfil de Boy Sk8er está probablemente destinado a ser divertido, no lo es. “Es una especie insidiosa de racismo expresada en el humor, que guiña el ojo a la idea de que está bien para denigrar a los asiáticos o indios o negros simplemente porque son asiáticos o indios o negros…” Y añade que este hombre gay (y muchos otros como él) no estarán necesariamente quemando cruces en los patios de cualquiera, pero aun así es racismo y la intolerancia dentro de la comunidad gay en todos los niveles debe ser vista como inaceptable.

     “Todos tenemos ‘preferencias’ y eso es sin duda nuestro derecho”, dice. “Pero no tenemos derecho a hacer que la gente se sienta inferior porque se ven diferentes a nosotros, así como los heterosexuales no tienen derecho a hacernos sentir inferiores a causa de que elegimos a quien amar. No en este día y época. No después de todo lo que hemos vivido. No más.”


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s