El “casi lo siento” de Dan Savage

Dan Savage
Dan Savage

Daniel  Savage es un escritor, comentarista, periodista y editor estadounidense.

Al recibir una carta de alguien que había escuchado su entrevista a Beth MacDonald y que, entre otras cosas, decía “amar al Señor y no admitir el matrimonio gay” y que “tomara en cuenta que sus palabras (de Dan) eran poderosas y la gente las estaba escuchando”, contestó de la siguiente manera:

Octubre 1°, 2010

      Siento que tus sentimientos hayan sido lastimados por mis comentarios

     No, espera. No lo siento. Muchachos gay están muriendo, así que pongamos las cosas en perspectiva. ¡Al diablo con tus sentimientos!

      Una pregunta: ¿Tú apoyas el matrimonio ateo? ¿Matrimonio mixto? ¿El divorcio y nuevo matrimonio? Todo legal, por supuesto, y no hay movimiento cristiano para negar los derechos matrimoniales a los ateos o personas que se casan fuera de sus respectivas religiones o para la gente de divorciarse y volverse a casar. ¿Por qué diablos no?

        Decirles que son pecadores y que su amor ofende a Dios, y que sus relaciones no son dignas del derecho civil que  es el matrimonio (no el rito religioso que algunas personas usan para formalizar sus matrimonios civiles), puede echar a perder las almas de los muchachos gay. Les hace sentir que no son valorados, que sus vidas no valen la pena de ser vividas. Y si uno de sus hijos tiene la mala suerte de ser gay, la intolerancia contra los homosexuales que adoptan los hace dudar de que sus padres verdaderamente los aman, para no decir nada del dulce “salvador” del que han oído hablar tanto, de un gentil y amado  padre que los va a condenar al infierno por el pecado de enamorarse de la persona equivocada.

         Los hijos de la gente que ve a las personas homosexuales como pecadores o dañadas o desordenadas e indignas de la plena igualdad entre los civiles – incluso si esas personas se esfuerzan por expresar su fanatismo en la forma más cortés posible (al menos cuando, por casualidad, se dirigen a una persona gay) -aprenden a ver a las personas homosexuales como pecadoras, dañadas, desordenadas, y sin valor. Y aunque puede que no haya ningún adulto gay o parejas donde vives, o en tu iglesia, o en tu lugar de trabajo, te juro que hay niños gays y lesbianas en tus escuelas. Sólo se puede atacar a los gays y lesbianas en las urnas, agradable e impersonalmente, pero tus hijos tienen la opción de atacar a los gays y lesbianas reales, en persona, en tiempo real.

     Muchachos gay y lesbianas reales. No abstracciones políticas, no “pecadores” Muchachos gay y lesbianas reales.  

          Los fanatismos deshumanizantes que salen de la boca de “los fieles cristianos”, y las mentiras que brotan desde el púlpito de las iglesias de los “fieles cristianos” les dan a sus hijos una licencia para abusar verbalmente, humillar y condenar a los muchachos homosexuales que se encuentran en la escuela. Y muchos de sus hijos -después de haber escuchado a la mamá y el papá  hablar acerca de cómo el matrimonio homosexual es una amenaza para la familia y cómo el sexo gay hace llorar a su amigo Jesús en el cielo -sienten justificado el atacar físicamente a los muchachos gays y lesbianas que se encuentran en sus escuelas. Tú no tienes que explícitamente “alentar a [tus] niños para burlarse, lastimar, o intimidar a los” chicos gays”. Tu estímulo -junto con el odio y el miedo-está implícito. Está aquí, está claro, y podemos ver los frutos de él.

   ¡Ah!, ¿y los fanatismos mismos deshumanizantes que llenan a tus hijos con  odio? Son los que llenan a los muchachos homosexuales de desesperación suicida. ¿Y tienes el descaro de pedir que sea más cuidadoso con mis palabras?

        ¿Eso duele escuchar? Bien. Pero escucharlo no podría haber herido  tanto como lo que los chicos de las foto de arriba tuvieron que escuchar-día tras día, durante años- en las escuelas llenas de fanáticos, pequeños monstruos, creados no a la imagen de  Dios amoroso, sino en las imágenes de los odiosos y falsos  “seguidores de Cristo” que ellos llaman “mamá y papá.”

PD:  La derecha religiosa señala a la tasa de suicidios entre adolescentes homosexuales –sobre la cual  trabajan muy duro para que aumente -como evidencia de que el estilo de vida homosexual es destructivo. Es como atropellar intencionadamente a alguien con su coche y luego alegar que no es seguro caminar por las calles.

       Es por eso que sostengo que cada suicidio adolescente gay es una victoria para la derecha religiosa. Porque, verás, tu lado hace uso de esos suicidios para “perpetuar [tu] agenda”.  Tony Perkins, y todos los demás extraños defensores de “los valores cristianos” y del “matrimonio tradicional” utilizarán a esta reciente oleada de suicidios de adolescentes homosexuales para argumentar en contra del matrimonio gay, los programas anti-bullying, en contra de permitir a los gays servir en las fuerzas armadas, básicamente, usarán estas tragedias para justificar lo que les gusta llamar la “agenda cristiana pro-familia”.    

      Pero precisamente ahora Tony Perkins, mantiene un extraño silencio. ¿A qué se debe eso? ¿Podría ser que incluso Tony Perkins tiene una conciencia? No, no podría ser eso. Él debe estar de vacaciones.

        Me pregunto quién está cargando con su equipaje.

Publicado en     http://slog.thestranger.com


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s