El Ejército de Salvación

Ejército de Salvación 1

El Ejército de Salvación es una denominación del cristianismo protestante fundada en 1865 por el pastor Metodista William Booth y por su esposa Catherine Booth. Sin embargo, es mucho más conocido como organización no gubernamental de beneficencia social privada. Su Cuartel General Internacional se encuentra en el 101 de Queen Victoria Street, Londres, Inglaterra, desde donde se dirigen sus miles de unidades alrededor del mundo (es una organización centralizada con un solo general). Por su historia y presencia social es ampliamente conocido en naciones de habla inglesa donde suelen referirlo cariñosamente como “Sally Ann” (Canadá), “Sally Army” (Reino Unido y Nueva Zelanda), y “Salvos” (Estados Unidos y Australia).

 

Organización y estadísticas

El Ejército de Salvación trabaja en 120 países (independientes y no independientes) y proporciona servicios en más de 175 lenguas diferentes. Para propósitos administrativos, la organización se divide geográficamente en territorios, los cuales a su vez se subdividen en divisiones. Cada territorio reconoce un centro administrativo conocido como Jefatura Territorial (THQ por sus siglas en Inglés: Territorial Headquarters). Del mismo modo, cada División tiene una Jefatura Divisional (DHQ por Divisional Headquarters). Por ejemplo, Japón es un territorio, pero los Estados Unidos de América se subdividen en cuatro territorios: Este, Meridional, Central, y Occidental, mientras que en América del Sur, Bolivia, Chile, Ecuador y Perú forman parte de un mismo territorio. Cada uno de estos territorios es conducido por un Comandante Territorial que recibe instrucciones desde la Jefatura Internacional del Ejército de Salvación (IHQ por International Headquarters), en Londres.

Tras la Iglesia Católica y las Naciones Unidas, el Ejército de Salvación sería el más grande proveedor mundial de ayuda social, con gastos estimados en 2,600 millones de dólares para el 2004, que involucró ayuda para más de 30 millones de personas. Además de centros comunitarios y de auxilio en desastres naturales, la organización trabaja en campos de refugiados, especialmente entre población desplazada en África.

Su membresía incluye más de 17,000 oficiales activos y alrededor de 8,700 oficiales jubilados, además de unos 100,000 empleados y aproximadamente 4.5 millones de voluntarios. Es conducido por la General Linda Bond, que cumple el cargo desde el 2 de abril de 2006 tras ser electo por el Consejo Supremo el 28 de enero de 2006.

 

Controversia

El Ejército de Salvación en los Estados Unidos de América ha sido criticado por lo que algunos consideran políticas discriminatorias en la contratación y en los reglamentos internos con respecto al comportamiento de sus empleados.

Considerando que como institución de caridad legalmente reconocida recibe fondos gubernamentales directos y donaciones particulares deducibles de impuestos públicos (solo cerca del 11 por ciento de sus ingresos totales los recibe bajo la forma de concesiones o pagos directos por sus servicios), la organización sin embargo tiene establecida una política de discriminación contra los aspirantes y empleados que profesan una fe o una orientación sexual distinta a las aceptadas por la institución, (específicamente casos de profesión de fe Wiccanista y orientaciones no heterosexuales).

La posición del Ejército de Salvación en los Estados Unidos de América es que por ser una iglesia legalmente reconocida en ese país, la sección VII del Acta de Derechos civiles de los Estados Unidos de 1964 garantiza explícitamente su derecho a discriminar religiosamente en la contratación de sus empleados.

Durante 2004, la Corte Federal de Nueva York resolvió que la organización tenía derecho a aplicar criterios religiosos durante la selección de sus empleados; este fallo está siendo apelado por la Unión de Libertades Civiles de Nueva York (New York Civil Liberties Union). Otros 19 casos de empleados o postulantes discriminados se han presentado como demandas a consideración de cortes de primera instancia.

Por otra parte, cuando el estado de Nueva York propuso a consideración una legislación social que exigía a las empresas (en cuanto contrata personal, el Ejército es una empresa) ofrecer subsidios por enfermedad a las parejas del mismo sexo de sus empleados, el Ejército de Salvación se opuso abiertamente a esta política y amenazó con un inevitable cierre de comedores y albergues nocturnos en todo el estado de Nueva York.

En julio de 2001, The Washington Post hizo pública una nota interna del Ejército de Salvación, según ese documento, el Ejército de Salvación y el presidente George W. Bush habían hecho una especie de pacto secreto: El Ejército de Salvación apoyaría las propuestas de Bush para “iniciativas basadas en la fe” si Bush se aseguraba que el Ejército de Salvación quedara exento, local y estatalmente de legislaciones en contra de la discriminación basada en la orientación sexual. La revelación generó una cantidad considerable de protestas por parte de la comunidad gay y de otros grupos liberales.

 

Publicado en:     http://es.wikipedia.org

 

Líder del Ejército de Salvación pide pena de muerte para gays

Junio 26, 2012

Andrew Craibe, un alto funcionario del Ejército de Salvación de Australia, ha defendido en una charla telefónica con una radio local del país oceánico que los hombres gays deberían ser “condenados a muerte”.

El incidente se produjo en una conversación telefónica que llevó a cabo el militar en la radio Asutralia 94.9 FM, medio en el que afirmó, en medio de un debate sobre la homosexualidad, que “los homosexuales deben ser condenados a muerte”.

Periodistas de la radio australiana leyeron distintos panfletos religiosos en los que se condenan las relaciones homosexuales, preguntando al militar qué opinión tiene en torno a la homosexualidad.

El alto funcionario del Ejército de Salvación de Australia manifestó en dicho momento que los homosexuales “saben cual es la opinión de Dios. Los que practican tales relaciones merecen la muerte. Pese a ello, no solo son así, sino que se complacen de practicarlo con otras personas”.

El militar australiano defendió que “todos los seres humanos debemos conocer la salvación”, pidiendo a la población homosexual que “deje atrás” las relaciones homosexuales para que conozcan la “salvación”.

Las declaraciones del militar han causado gran polémica en el país, lugar en el que las organizaciones defensoras de la diversidad sexual han exigido que el militar presente su dimisión.

 

Tomado de: http://noticias.universogay.com

Ejército de Salvación 2


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s