Hombres Viagra

400. Hombres viagra

El uso de Viagra® podría afectar la capacidad del hombre para tener hijos.

Septiembre 12, 2008

Motivo de la noticia:

Según los resultados de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Queen en Belfast (Reino Unido), tomar sildenafilo, (la sustancia activa que hay en el medicamento conocido como Viagra®) puede dañar los espermatozoides en el hombre y disminuir su capacidad para tener hijos.

Estos investigadores llevaron a cabo dos experimentos diferentes para ver qué efecto tenía este medicamento sobre los espermatozoides. En el primer estudio, los investigadores recogieron muestras de semen de 57 hombres y las sumergieron en un líquido en el que disolvieron una cantidad de Viagra similar a la que tendría en la sangre un hombre 30 minutos después de haber tomado una pastilla de 100 miligramos de este medicamento y se comparó con muestras de semen sumergidas en un líquido sin Viagra®.

Se vio que el contacto de los espermatozoides con el medicamento producía dos efectos principales: por un lado, activaba el esperma (los espermatozoides tenían más capacidad de movimiento) y por otro lado, dañaba el acrosoma (una membrana que rodea la cabeza del espermatozoide) en cuyo interior se encuentran unas sustancias que son las encargadas de romper la capa que rodea al óvulo femenino para que el espermatozoide pueda entrar y fecundarlo. Este proceso se conoce como reacción del acrosoma.

Parece ser que cuando los espermatozoides entran en contacto con el medicamento, se acelera la reacción del acrosoma, esta membrana se rompe antes de tiempo y libera las sustancias que contiene antes de que llegue al óvulo, de modo que cuando el espermatozoide entra en contacto con el óvulo ya no dispone de ayuda para perforarlo y que se produzca la fecundación. Los investigadores encontraron que en la muestra de semen expuesta a Viagra había hasta un 79% más de espermatozoides que habían perdido su acrosoma que en la muestra en la que no había medicamento.

Para determinar si el medicamento podía afectar a los índices de fertilidad, los investigadores realizaron un experimento con dos grupos de ratones machos. Uno de los grupos recibió Viagra y otro no; cuando se compararon los resultados se vio que los ratones que habían tomado el medicamento producían un 40% menos de embriones (cuando el óvulo es fecundado por el espermatozoide y comienza a desarrollarse y a especializarse da lugar al embrión) que los ratones que no tomaron nada y, de los embriones conseguidos, sólo unos cuantos continuaban desarrollándose. Los investigadores dejan abierta la posibilidad de que el uso continuado de este medicamento pudiera tener efectos acumulativos que dañaran seriamente la capacidad reproductora de adultos jóvenes.

A pesar de estos descubrimientos, no todos los científicos parecen estar de acuerdo y piden precaución, basándose en que los estudios realizados en laboratorio no siempre reflejan lo que sucede en el interior del cuerpo humano; además se sabe que el esperma es muy sensible cuando se saca de su ambiente natural. Por todo ello, las conclusiones de estos trabajos hay que tomarlas con cautela en espera de que se realicen más estudios.

Viagra® salió a la venta por primera vez en el año 1998, como la mejor alternativa existente para mejorar la vida sexual, en casos de disfunción eréctil (o impotencia) producida por la edad o por algunas enfermedades (como diabetes). Pero también se sabe que es utilizado a menudo de forma lúdica por hombres jóvenes sin enfermedades asociadas que quieren mejorar su rendimiento sexual después de beber alcohol. Incluso a veces, es mezclada con cocaína y vendida en clubs. También se suele recetar este medicamento en algunas clínicas de fertilidad para ayudar a que los hombres produzcan esperma para tratamientos de inseminación in vitro.

Posibles riesgos para la salud:

Se ha visto en algunos estudios que el uso de Viagra en adultos jóvenes podría poner en riesgo su capacidad reproductora. Aunque es necesario contrastar las conclusiones de estos trabajos con más estudios sobre el tema, parece prudente prevenir a las personas que deseen formar una familia en el futuro de la posibilidad de estos riesgos, sobre todo cuando se trate de usos lúdicos (para mejorar el rendimiento sexual).

Además, el uso de este medicamento puede tener, como ocurre con el resto de medicamentos, efectos adversos en las personas que lo consumen. Hay que tener en cuenta que cuando un medicamento se utiliza sin una prescripción médica y sin una enfermedad o problema de salud que lo justifique, los riesgos siempre superarán a los beneficios de su utilización.

Puede consultar la lista de efectos adversos en:

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/meds/a699015-es.htmL

Medidas a adoptar por los ciudadanos:

En base a todo lo anterior se recomienda a los ciudadanos, y especialmente a los adultos jóvenes que desean tener hijos en un futuro:

– No utilizar medicamentos como sildenafilo (Viagra®) o similares como vardenafilo (Levitra®) o tadalafilo (Cialis®) para mejorar el rendimiento en las relaciones sexuales sin que un médico previamente haya sido diagnosticado un problema de salud que justifique su uso. Recuerde que Viagra está indicado para la disfunción eréctil, una enfermedad caracterizada por la incapacidad del hombre para obtener o mantener una erección suficiente para una actividad sexual satisfactoria.

– Si usted tiene alguna dificultad a la hora de mantener relaciones sexuales, consulte con su médico. Él puede ayudarle. Algunos problemas pueden solucionarse sin necesidad de tratamientos con medicamentos. No se automedique ni tome estos medicamentos por recomendación de otra persona. Un medicamento que es bueno en otra persona no significa que vaya a ser bueno para usted.

También se recomienda precaución a la hora de emplear este medicamento en clínicas de fertilidad con el fin de aumentar la cantidad de esperma. Hay que recordar que las parejas que acuden a una de estas clínicas en busca de tratamiento, ya tienen problemas para quedarse embarazados. Administrar a la pareja masculina un medicamento que podría afectar a la calidad de su esperma no haría más que empeorar el problema.

Fuente:    Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos (CADIME)

Campus Universitario de Cartuja – Cuesta del Observatorio, 4

Ap. Correos V2070, Granada 18080. España

Telf. +34 958 027 400, Fax 958 027 505

_____________________

Enero 3, 2012

Por ANUNCIBAY

Una copa para empezar. Luego, otra. Y otra y otra… Así comienza la noche de un sábado o un viernes para miles de jóvenes. Una intensa y sostenida ingesta de alcohol que, en algunos casos, se complementa con cocaína y un fármaco que ha devuelto la alegría a muchos hombres: la Viagra.

Jóvenes totalmente sanos toman la pildorita azul durante sus salidas nocturnas en la creencia de que durante la relación sexual lograrán una mayor firmeza del miembro y prolongar sus erecciones. De esta manera entran en un círculo vicioso que puede convertir esta beneficiosa pastilla -bajo control médico- en una sustancia tóxica.

El urólogo Jon Madina alerta sobre esta perniciosa moda juvenil que, según su experiencia médica, puede dar más de un disgusto. “Algunos lo toman para tener más erección pero, en un joven, ¿va a aumentar el estímulo y el tiempo de erección? No es así. Muchas veces es un tema de confianza. Si, además, lo mezclas con todas las sustancias, es donde se puede tener algún problema”, razona este facultativo, quien remarca que se trata de “un tratamiento muy efectivo, pero fuera de la indicación médica hay que tener cuidado”.

En el mejor de los casos, Madina señala que la ingesta de la pastilla “puede aumentar la turgencia pero, si no lo necesitas, es más probable que tengas dolor de cabeza con una cara enrojecida como efecto secundario”. “Resulta que has ido a mantener una relación sexual y acabas con migraña. ¿Para qué vale?”, se cuestiona este doctor. Pero el uso de la Viagra como producto recreativo puede desencadenar que la noche de diversión acabe en las urgencias de un hospital.

Madina describe que “pacientes jóvenes empiezan sus fiestas con alcohol, que es un vasodilatador -dilata las arterias y venas- y luego toman algo de coca, que es vasoconstrictora -estrecha los vasos sanguíneos-“.

Todo esto les produce falta de erección y, para darle la vuelta a esta situación, toman viagra. “Es una chapuza. Hay mucho policonsumo. El producto potenciador sexual es la coca, que, a dosis bajas y durante un corto periodo de tiempo, sí produce una mayor sensibilidad y más erección”, señala Madina.

Sin embargo, el efecto de esta droga es perverso. “Va a producir que necesites más, una dependencia. Como es un potente vasoconstrictor, al final, disminuye la erección. Es decir, el mayor potenciador es el que luego te termina fastidiando”, alerta Madina. Y, llegada esa circunstancia, el joven “tiene que ayudarse con Viagras” para tratar de remontar el vuelo.

Este cóctel químico que circula por el cuerpo de algunas personas termina por estallar. “Los fines de semana, las urgencias hospitalarias reciben a jóvenes que llegan con taquicardias o a los que se les ha encontrado desmayados. Luego, tiras de la madeja y descubres que se han metido todo tipo de sustancias. Y entre ellas Viagra. Vemos a personas de unos 30 años con taquicardias un día sí y otro también. Se está abusando en fiestas pensando que eso va a ser la panacea”, detalla el urólogo.

Según este médico, en “muchas discotecas” se consume una mezcla de Viagra con éxtasis, denominada “sextasis”. “Es como un enganche que al consumidor le puede dar un beneficio muy corto pero, al final, el cuerpo le pasa la factura sí o sí”, sostiene Madina .

Las consecuencias de estas explosivas mezclas se traducen en “accidentes cerebrovasculares”, padecidos por personas que no superan los 40 años, “impensables décadas atrás entre menores de 60 años”.

Este facultativo advierte de una mezcla altamente peligrosa experimentada en las noches de los fines de semana. “Hay mucha gente que usa inhaladores con una sustancia denominada nitrito de amilo -un narcótico también conocido como popper-, que es una de las contraindicaciones de la Viagra. Se usa como una droga recreativa por su efecto euforizante y ser un estimulante sexual”, pormenoriza este facultativo.

El nitrito de amilo es un vasodilatador que, combinado con Viagra, multiplica este efecto. “Produce un bajón de tensión y hay gente que pierde el conocimiento, con el peligro de padecer accidentes cerebrovasculares. Es un tema serio”, recalca Madina.

Estos preocupantes cuadros clínicos resultan complicados de controlar ante la venta libre de Viagra a través de Internet. “No recomendamos para nada la compra en la Red. La toma exclusiva en un contexto normal no tiene ningún problema con controles y conocimiento de los antecedentes de la persona, pero sin receta es peligroso”, manifiesta el doctor Madina.

En este sentido, el doctor recomienda pasar “un mínimo chequeo” antes de tomar este medicamento, con el conocimiento de los antecedentes médicos personales. “Todas estas medicaciones son muy seguras, pero necesitan un control”, reitera el médico del centro sanitario situado en Miramón.

La efervescencia por adquirir sin prescripción médica estas pastillas en Internet no cesa. El producto más popular es la Viagra, que se administra por vía oral unos 30 minutos antes de la relación sexual. Pero en los últimos años han surgido píldoras similares en el mercado que han disparado este comercio y han ampliado el número de compradores. Así, a la Viagra, con un coste de 19 euros por caja de diez comprimidos de 50 miligramos, se le han unido el Cialis (un precio de 23 euros por caja de diez pastillas de 20 miligramos) y la Levitra (24 euros por caja de diez píldoras de 20 miligramos).

En este peligroso mundo de la estimulación sexual sin supervisión médica, Cialis empieza a superar a la Viagra en las rutas nocturnas del fin de semana. Probablemente, los temerarios consumidores de este fármaco aprecien su efecto más duradero, ya que puede alcanzar las 36 horas, frente a las doce horas como máximo que garantizan Viagra y Levitra. Desconocen, sin embargo, que se exponen a unas consecuencias graves para su salud.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s