Hijras de la India

374. Hijras - India

En la cultura del subcontinente indio un hijra es una persona física masculina o intersexual a quien se considera un miembro del “tercer sexo”. Los hijras tienen sus raíces históricas con el hinduismo en el que se reflejan  deidades andróginas, así como en las cortes reales de los gobernantes islámicos.

 Otros nombres para hijras

En el Punjab y en la mayor parte de norte de la India se les conoce como khusra o Khoti o Chakka, mientras que en Tamil Nadu, se les llama aruvani. Todos estos nombres se consideran preferibles al término inglés “eunuco”. Por lo general, se refieren a sí mismos como mujeres en el nivel de idioma.

 Diferentes tipos de hijras

Los hijras incluyen  a las personas que nacen con un cuerpo masculino, pero con una identidad de género no-hombre o mujer, las personas transgénero, transexuales o andróginas; los individuos que nacen con genitales ambiguos (intersexuales o hermafroditas), y las personas que han tenido la castración / cirugía de reasignación genital realizada en ellas. Los hijras dicen que el corte genital ocurre con el consentimiento, la gente que no le gusta los hijras dice que esto ocurre a veces por la fuerza.

 Hijras y la religión

En contextos hindúes, los hijras pertenecen a una casta especial y son devotos especiales de la diosa madre Mata Bahuchara. Dentro de los contextos musulmanes, se cree que el hijra del tercer sexo es el resultado de la voluntad de Alá. Todos los hijras, sean hindúes o musulmanes, han sido afectados por las prácticas islámicas, por ejemplo, al enterrar a sus muertos en lugar de la cremación normal.

Convertirse en un hijra

Convertirse en un hijra es un proceso de socialización en una “familia de hijras” a través de una relación caracterizada como “estudiante” chela a “maestro” guru, lo que lleva a una aceptación progresiva de la feminidad. Es típico de cada gurú que viva con al menos cinco chelas. Sus chelas toman su apellido y se consideran parte de su linaje. Se espera que estos chelas den  sus ingresos a su gurú, quien administra el hogar. Las familias hijra son comunidades muy unidas que a menudo tienen sus propias casas.

La culminación de este proceso es un ritual religioso que incluye la castración, en la actualidad una operación ilegal en la India a la que se refieren los hijras como nirvan, o renacimiento. Aunque no todos los hijras lo hacen, se espera que el pene de un hijra y los testículos se eliminen. No se sabe qué porcentaje de los hijras son verdaderos eunucos. En los tiempos modernos, los hijras pueden someterse a una cirugía de reasignación de sexo, pero tales casos son raros.

 Ganarse la vida

Hay pocas oportunidades de empleo disponibles para los hijras, que a menudo deben recurrir a la mendicidad o la prostitución (como prostitutas del templo hindú en los tiempos premodernos). Los hombres que tienen relaciones sexuales con los hijras no se consideran homosexuales en el sentido occidental, al igual que los hijras, no son gays sino que son miembros del tercer género. De hecho, algunos hijras encuentran marido.

También realizan ceremonias religiosas tradicionales en los matrimonios y el nacimiento de bebés de sexo masculino. La asistencia hijra en el nacimiento y ceremonias de boda es, por lo general, sin haber sido invitados, con la participación de música, canto y baile sexualmente sugerente. Esto está destinado a atraer la buena suerte y fertilidad. De acuerdo con las normas sociales, el anfitrión paga a los hijras una tarifa. Se cree  en la India que el nuevo bebé, será bendecido si se muestra al grupo de hijras. En los últimos tiempos, las actitudes negativas extranjeras han afectado el status cultural de los hijras. Algunos ahora los ven con desprecio y los sobornan para acortar sus ceremonias. No importa la actitud que los individuos tengan hacia  los hijras, la mayoría de la gente respeta la tradición de que tienen poderes sobrenaturales atribuidos a su castración y que, si son ofendidos, traen mala suerte.

En las sociedades islámicas, fueron asociados con la clase dominante y contratados como eunucos de la corte.

 Historia

El antiguo Kama Sutra menciona la realización del sexo oral a hombres fieles en los templos hindúes de hijras.

Durante el colonialismo británico, las actitudes negativas hacia los hijras fueron importadas de Europa. Los británicos aprobaron leyes que prohibían estas prácticas. Las representaciones homosexuales en muchos templos hindúes fueron borradas. Después de la independencia, las leyes anti-hijra fueron derogadas, pero la ley que prohíbe la castración,  parte central de la comunidad hijra, quedó intacta, aunque rara vez se aplica.

Los hijras como siervos de la nobleza musulmana no fueron inusuales hasta la década de 1950.

Muchos hijras modernos, frente a los problemas de salud y discriminación, se han convertido políticamente activos. Por ejemplo, se han formado grupos de prevención sobre el VIH / SIDA, para combatir problemas de salud en sus comunidades. Otros hijras han sido elegidos para desempeñar cargos políticos.

 Koothandavar Festival

Cada mes de abril, un festival anual en el templo de Koothandavar  se celebra en el pueblo Koovagam  en el taluk Ulundurpet del distrito Villupuram, Tamil Nadu. Los hijras se casan con el Señor Vishnu / Krishna y luego al día siguiente, lloran su muerte a través de danzas rituales y rompiendo sus brazaletes. También se celebra un desfile anual de la belleza. Hijras de diferentes lugares viajan a este festival, y su experiencia personal y subjetiva en este festival se muestra en los fascinantes documentales de la India Ladyboys, por BBC Three.

Varios

Comúnmente los grupos sobre derechos de los hijras apoyan los temas referentes a los homosexuales en el subcontinente indio, pero esta es una situación nueva emergente.

En noviembre de 2000, Asha Devi – un hijra – fue elegido alcalde de Gorakhpur, un puesto reservado para una mujer. La ciudad tenía una población de aproximadamente 500,000 personas a partir de 1991. Ella fue derrocada cuando un tribunal decretó que era un hombre, pero más tarde recuperó su puesto.

El término “hijra” en este contexto se debe distinguir de una palabra árabe de la misma transcripción. La última consonante a lo largo del sur de Asia no se pronuncia como la “r” en el inglés o el árabe ra o ray. La palabra árabe significa “migración”.

Publicado en      http://www.t-vox.org

Creative Commons Attribution Non-Commercial Share Alike.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s