“La homofobia lleva a la exclusión y al rechazo” – Francia

352. L'homophobie mene a l'exclusion et au rejet - Francia

Valérie Pécresse, Ministra francesa de Presupuesto, apoya con recursos a las asociaciones en  lucha contra la homofobia

La ministra apoya  las asociaciones a cargo de la lucha contra la homofobia en la Universidad a fin de presentar la segunda fase de la campaña que está dirigida a toda la comunidad universitaria, y la invita a tomar conciencia de la dificultad de ser un estudiante homosexual. Las acciones se ampliarán con la difusión de nuevos carteles y una campaña en la Web.

 Discurso – 03 de noviembre 2009 [Actualizado 21 de mayo 2011]

 He solicitado reunirlos  a todo el día de hoy para hacer una revisión de la campaña de nuestras acciones en la lucha contra la homofobia.

Me gustaría por supuesto decir unas palabras a manera de introducción, pero me agradaría también aprovechar esta oportunidad para dar la palabra a varios líderes de las asociaciones que están hoy aquí y que he invitado para que demuestren su compromiso y su trabajo diario, con el fin de ilustrar concretamente lo que nos ha llevado a comenzar esta campaña.

 ¿Por qué esta campaña?

 Mi compromiso en la lucha contra la homofobia no es nuevo y se ha trabajado extensamente con las organizaciones como cuando yo era miembro del Parlamento. Muchas veces las he recibido nuevamente en los últimos dos años y hemos llegado a un punto muy claro: todavía hay mucho más por hacer de lo que pensamos acerca de los actos homofóbicos en las universidades en Francia.

 Digo de inmediato: esta observación es pragmática y basada en la experiencia de los trabajadores en este campo. No tenemos cifras o estudios específicos sobre este tema. Nuestras instituciones explican la violencia, por supuesto, pero las causas son muchas y no tenemos estadísticas precisas sobre la homofobia. Sin embargo, la LMDE sin duda les podrá decir que una de las principales causas de suicidio o intento de suicidio entre los jóvenes es la dificultad de aceptar el rechazo social de la homosexualidad.

 Incluso si disponemos de esta información, es incompleta, porque la homofobia no se traduce todavía en un comportamiento violento, pero también toma la forma de acoso, físico o moral. Y estos comportamientos a menudo conducen a la exclusión y el rechazo, al aislamiento, la depresión.

 Para un adulto joven, los estudios son un momento clave de la realización personal y el aprendizaje de este emocionante momento de la vida y la autonomía es algo muy  complejo. Se tiene que manejar el estrés de exámenes, organizar el tiempo, volverse autosuficientes, conocer  un nuevo entorno y hacer nuevos amigos. Es un momento de duda y descubrimiento, y es mi responsabilidad asegurar a todos los estudiantes que se lleve a cabo en las mejores condiciones posibles. Es el éxito de su educación y su inserción profesional, pero también es en gran medida parte de su desarrollo personal y la afirmación de su identidad.

 Para un joven, la etapa entre los 18 y 25 años es crucial. Para un joven homosexual, será más difícil vivirla a comparación  de un joven heterosexual.

Esta es el tema que hemos querido abordar. Este es el sentido de nuestra campaña.

 Cuando comienza sus estudios de postgrado, la mayoría de las veces, el joven homosexual ya no se  plantea las mismas preguntas que en el bachillerato: ya no es dudar de su orientación sexual, ni desea buscar o saber. El ingreso en la educación superior coincide con la afirmación de sí mismo. Sabemos quién es él. Tenemos que permitir que viva plenamente, sin ser rechazado o excluido por otros.

 Esta campaña por lo tanto no es un cuestionamiento, no va dirigida específicamente a los jóvenes homosexuales. No proporciona el número de escuchas o de asesoramientos. Estas acciones son esenciales, están muy bien organizadas por ambas asociaciones y servicios sociales de las Universidades y los CROUS.

 Esta campaña es para toda la comunidad universitaria y sólo quiere que estén  conscientes de la dificultad, a veces muy sentida, de ser un estudiante homosexual, de ser un joven gay o una lesbiana joven.

 Todos los hombres jóvenes gay, y eso es bueno, no encuentran dificultades específicamente relacionadas con su orientación sexual. Sin embargo, se debe asegurar que todos se vuelvan conscientes de que hacemos esta campaña, para que los profesores y estudiantes en torno a ellos sepan que la fragilidad puede existir así como  la necesidad de conocer su identidad y ayudar a estos jóvenes en su carrera.

 ¿Cómo se desarrolló?

 Hace ya dos años, recibí la Inter-LGBT, la mayor federación de asociaciones de lucha contra la homofobia que organiza inclusive  la Marcha del Orgullo cada año, y Lib Gay, la asociación de homosexuales del UMP. Ambas hicieron la misma observación: la homofobia existe todavía entre los jóvenes. Ambas hicieron la misma petición y el Departamento puso en marcha una campaña sobre este tema.

 Acepté de inmediato, y es cierto que esta es la primera vez que este Ministerio  se hace cargo directamente del tema.

 Hemos definido juntos una agenda de comisiones específicas sobre la cual se desarrolla la campaña.

 Le dije a las Asociaciones: Quería una campaña dirigida a toda la comunidad universitaria y que no mostrara a los homosexuales como víctimas, sino más bien ofrecer un mensaje de tolerancia e invitar a todos a considerar al otro y poner en perspectiva su propia conducta.

 La homofobia lleva a la exclusión y el rechazo. Esta es la frase de advertencia que hemos elegido. 

Y hemos querido ilustrarla, por un instante, con una frase complicada y al mismo tiempo, mostrar las dificultades que algunos estudiantes viven cotidianamente.

 Las imágenes que hemos seleccionado son presentadas en los comunicados de prensa y en las pantallas de televisión aquí.

 ¿De que tipo es nuestra campaña?

 Debemos decir la verdad: nuestra campaña estaba lista en la primavera pasada. Pero el movimiento en las universidades nos ha obligado a retrasar la propaganda: los estudiantes estaban ausentes en muchas universidades y con las preocupaciones de la época se pudo haber  relegado a segundo lugar  nuestro mensaje.

 En el mes de junio, se emitieron 20 mil carteles en las universidades y otros tantos en las asociaciones. Pero yo quería que esta campaña se llevara a cabo realmente en nuestras instituciones y por eso se han involucrado a las asociaciones para plantearnos nuevas estrategias.

 Hacemos esto de varias maneras: se envían nuevos carteles  a las escuelas, se lleva a cabo una campaña en Internet (Facebook, Skyrock, etc.) y se distribuyen los carteles en las ciudades universitarias.

 Esto representa un costo significativo, pero yo quería que todo nuestro trabajo realmente tuviera éxito y que nuestro mensaje se transmitiera  lo más ampliamente posible.

Estoy convencida de que las expectativas son altas, las asociaciones a quienes cederé la palabra lo podrán decir mejor que yo.

Fuente: http://www.enseignementsup-recherche.gouv.fr/cid49472/valerie-pecresse-recoit-les-associations-en-charge-de-la-lutte-contre-l-homophobie.html


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s