Playa Il Buco – Roma, Italia

305. Il Buco - Roma, Italia

Hay muchas maneras de llegar a la Mediterránea, pero el sábado y el domingo, y al mediodía, ni el metro ni el auto son opciones muy cómodas. Para llegar es necesario un scooter. La playa es uno de los muchos lugares que llaman gay o gay-friendly y es un tramo de costa entre los kilómetros 8 y 9 de la carretera Ostia – Torvajanica.

En realidad, es La Playa por excelencia, o Il Buco, como es llamada cariñosamente por la comunidad LGBT, oasis natural de Capocotta, al otro lado de la reserva Castelporziano, residencia de verano del presidente de la República, quien en realidad nunca se encuentra ahí ya que prefiere Capri e Ischia.

Tanto la cuidadosa administración como la asistencia frecuente cheap de las otras playas en decadencia como por ejemplo El VII Cielo y Zagaglia, hacen que los gays a la moda (que no gustan de lo que carece de estilo) vayan a la Medirerránea.

 Lido Mediterránea

La entrada es espectacular, y para los que han estado ahí, les recuerda mucho a las bajadas al mar de Fire Island, Nueva York, la playa gay en los Hamptons. Ha sido hábilmente diseñada con un sistema de pasarelas de madera  que cruzan las dunas de encinos, olivos silvestres, lentiscos, arbustos, enebro y el clemátide del Mediterráneo (Clematis Clematis , Clematis flammula ) previniendo la caza furtiva, ya que el ecosistema de las dunas está protegido por el WWF y el Cuerpo Forestal.

De hecho, hay muchos agujeros en las redes perimetrales, que permiten llegar a la playa sin tener que pasar a través de la entrada o para llegar  más discretamente a las áreas verdes escondidas tras las dunas, meta de un “turismo” más epicúreo y menos marino.

La entrada es absolutamente gratis y sólo pagas lo que se consume como hamacas y sombrillas. Además que cuenta con un bar bien surtido y un restaurante, que ofrece un menú mediterráneo a prueba de los culturistas más fieles a la dieta.

La playa se encuentra misteriosamente dividida por las redes invisibles que de alguna manera separan los diversos grupos étnicos y subculturas de la orientación sexual.

La primera sección a la salida de la pasarela es considerada tierra de nadie. Usted puede incluso encontrar unos cuantos pares de microfamilias y algunas parejas heterosexuales.

Definitivamente si va a la izquierda, las primeras personas que se encuentran en  esta sección son en su mayoría gay, no muy atentos a las jerarquías y además, divorciados del cuidado a su aspecto físico.  Aquí la  actividad principal es la crítica feroz de cualquiera que pasa frente a ellos.

Muy cerca a esta parte existe una zona que es frecuentada por mujeres lesbianas.

Un poco después se encuentran los deportistas, principalmente de tenis y voleibol de playa, que se enfrentan en tensión constante y alternan en los dos campos de juego disponibles, con frecuencia entre gritos estridentes y  duelos llevados al máximo. Cierto año, la liga de verano tuvo un momento divertido ya que se realizó un partido entre activos y pasivos. Nadie sabe quién ganó. Cada bando dice que el triunfo fue de ellos.

Entre la primera y la segunda torre de vigilancia llamada comúnmente “Gaywatch”, la situación es ya diferente. Aquí el culto al físico y la atención al body building se toman muy en serio.   Los cuerpos más hermosos, más depilados y más cuidados de  Roma, -si no de toda Italia-se dan cita aquí.  Todos se conocen por su nombre, todos asisten el mismo gimnasio y a los mismos clubes en Roma, Madrid, Barcelona, ​​Bruselas y Berlín.

Pero todavía hay tiempo para el amor y ver a dos queridos amigos bellos, enamorados y felices, le hace bien a cualquiera.

Un poco más adelante, hacia el tramo de playa que bordea El Séptimo Cielo, comienza la zona del  epicentro úrsido. La de los osos es una población  muy exclusiva y muy estricta en los criterios de admisión al grupo. Es muy difícil ver detrás de ellos a muchachos que no respetan las reglas de la atracción al oso.

La comunidad de osos, de los músculos y el cuidado del físico, al parecer, no sabe qué hacer.

Pero sólo en apariencia, porque para los osos (que son  los gays mas fuertes y por lo general velludos), comer en realidad ocultos bajo las sombrillas–que sólo ellos usan- es una actividad de tiempo completo.

En este tramo de playa, vientre y pelo se exhiben  con la misma atención que los bíceps en la parte de los músculos de la playa.

El triciclo de los grattachecche, que son elaborados con hielo picado al momento y el hombre que vende las donas fritas nunca están sin clientes.

En esta playa no hay música a todo volumen y niños gritando y, a pesar de las disposiciones incivilizadas, se puede tener al propio perro a su lado siempre y cuando no cause disturbios a los demás.

Metáforas aparte, esas divisiones en realidad, sólo las vemos nosotros mismos ya que  cualquiera es libre de estar donde prefiera, porque ésta es quizás la comunidad más tolerante que se conozca.

 ¿Cómo llegar a Capocotta?

a) Por tren y autobús. Desde la estación de Porta San Paolo en Roma tomar el tren hasta Ostia Lido y bajar en la última parada (Lido Cristoforo Colombo). Continuar en el autobús 07 hasta la última parada en el camino sobre la carretera de la costa (carretera 601) (octava y última puerta de la playa de Castel Porziano).

En verano, el autobús la ruta se extiende hasta el final de Capocotta; en tal  caso se puede seguir y bajar en el kilómetro 8 de la autopista estatal.

b) En el coche. Desde Roma tomar la Via Cristoforo Colombo hacia Ostia hasta llegar a la carretera de la costa (carretera 601) En este punto, sobre todo los fines de semana, se aconseja estacionarse y proseguir en el autobús como se ha indicado.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s