Reflexiones de un gay después de los 40 años

279. Reflexiones de un gay después de los 40

Por Abraham Pineda

Parece que al llegar a los 40 o 45 años, es el umbral de la reflexión de los homosexuales, es el examen de conciencia que se produce a esta edad, es el paso al análisis de lo que ha sido nuestra vida. ¿Cuántas parejas siguen aun unidas? ¿Por qué nos sentimos solos e incluso abandonados? ¿A quién le importa un gay cuarentón? ¿Qué será de mi vida ahora?

Estas y muchas más preguntas pasan por mi mente cada día. Ya he pasado de los 40 y la verdad es que me siento solo, ya que esta vida que me tocó vivir, se ha convertido en algo totalmente superficial. Parece ser que los sentimientos pasan, con el paso del tiempo y cuando ya eres mayor poco a poco se van desvaneciendo, ya no se te tienen tan en cuenta como cuando se es joven.

Haciendo examen de conciencia, y repasando mi pasado, yo mismo me pregunto:

¿Dónde estuvo mi fallo?

¿Qué fue lo que hice mal para ahora encontrarme y sentirme tan solo?

Tal vez cuando somos jóvenes no pensamos en que también nos haremos mayores y no le prestamos atención, a  lo que otros mayores nos cuentan  de su vida pasada, y ahora que nosotros nos encontramos en la misma situación empezamos a recordar vivencias de amigos o conocidos que les ha pasado lo mismo que ahora nos pasa a nosotros, soledad, desánimo, necesidad de sentir que le importamos a alguien, necesidad de amar y ser amados, que nuestra vida es algo más que el puro placer del sexo.

Pero cuando los años pasan, el físico se va perdiendo, todo va desapareciendo al mismo tiempo.

Y me pregunto. ¿Si ahora me pasa esto, qué será de mí cuando aun sea mayor de 50, 60 70 años, cómo será mi vida? Y la verdad,  empiezas a recordar a la gente que ha pasado por tu vida, y yo no es que hayan pasado muchos, me refiero  a amores  o parejas, solo dos personas pasaron dejando huella en mi. Como no, el primer amor de la vida es el que más se recuerda a estas edades. Es el amor mas inocente, o mejor dicho mas inexperto, es cuando la sexualidad empieza a reaccionar y tienes tus primeras experiencias sexuales, y  que bonitos recuerdos ¿verdad?

A cuántos de nosotros no nos ha pasado esto de recordar nuestras primeras experiencias y sentir la necesidad de volver a abrazar a esa persona de nuevo, pero somos tan infieles, incluso con nosotros mismo, que a los 20 años creemos que nos vamos a comer el mundo y que nunca nos faltará una persona, que somos los mejores, que tenemos todo lo que queremos, porque no nos falta un polvo que echar en una noche de fiesta, que somos los reyes de la noche y del día. ¡Ay juventud divino tesoro!, y me pregunto ¿quién seria el gilipolla que dijo eso?

Sí, en nuestra juventud es cuando desaprovechamos los acontecimientos y a las personas que nos pueden hacer felices en la vida. Pero somos jóvenes y pensamos que para ser mayores, o viejos, llamémosle como le llamemos, falta una eternidad, no pensamos en que seremos viejos, que nuestro físico se perderá y con ello llegará la soledad la indiferencia. Y el gay joven dirá: ¿Dónde va este viejo, intentando ligar a su edad?

¿Es que al ser mayor esta prohibido intentar ser feliz y encontrar a la persona  con quien compartir los últimos años de nuestra vida?

Si tienes más de cuarenta años, ¿dónde ir para conocer gente que pueda ser afín a nosotros? ¿Bares gay? ¿Discotecas? ¿Chat?

Es difícil para una persona gay mayor acceder a lo más preciado que tenemos: el amor, el cariño.

¿Qué hacer, y cómo hacerlo? ¿He de resignarme?  Son otras de las muchas preguntas que me hago, y me niego a pensar que este es el futuro que me espera. La soledad.

Cuántos de nosotros nos encontramos que con el paso del tiempo sólo nos queda el recuerdo de lo que un día fuimos, y que hoy a nadie le importa. Es como si la vida pasara como el agua entre las manos, se siente la sensación, pero en un instante no queda nada, solo la sensación de humedad y de una vida liviana y volátil que ha pasado sin darnos cuentas y que ahora no sabemos como recuperarla, al menos eso me pasa a mí.

La tristeza y el ahogo invaden mi garganta cada vez que pienso en esta soledad que invade mi alma.

Sabéis, nunca pensé que pudiese pasarme una cosa así, siempre estuve al lado de los que consideraba “amigos”. Siempre les apoyé en todo lo que pude, tanto económica como afectivamente.

Pero cual es mi sorpresa, ahora que soy yo el que necesita de su ayuda no hay ninguno que recuerde quien soy.

Mientras tuve una posición social, un trabajo y era más joven, esos que se dicen amigos abundaban como las setas en invierno, por cualquier lado siempre se encontraba alguno, para contarte sus penas o pedirte algún favor.

Ahora soy yo el que necesita de ellos, y no encuentro a ninguno.

Unos están muy ocupados y no pueden quedarse, otros que no pueden ayudarte, otros que ya simplemente pasan de ti, porque  ya no puedes invitarles  nada, ni a salir porque la economía no me lo permite.

Casi dos años ya en paro y con casi 50 años. Me siento como un cero a la izquierda a quien a nadie le importa.

Ni siquiera a ese alguien que mientras no tuvo trabajo estuvo viviendo en mi casa durante casi ocho meses, y a quien yo nunca le pedí ni un céntimo, ni siquiera que colaborara con los gastos de la casa.

Ese alguien que consiguió un trabajo y que nunca se dignó a prestarme su ayuda en estos dos años que llevo, viviendo entre angustia y necesidades, ya no solo económicas sino afectivas. No se acuerda de cuando él lo necesitó.

Pero claro ahora ya tiene resuelta su vida, ya no tiene que estar con nadie y eso que decía ser mi pareja. Pero no se acuerda de cuando estaba tirado y no tenía ni para cargar el móvil, que también se lo cargaba yo, para variar. Y ahora lo más que te dice es: “Nene, ya verás como se te arreglan las cosas”.

Y yo me siento como un imbécil, por no haberme dado cuentas de las cosas anteriormente. Pero no le culpo, el único culpable soy yo, por no haberme estimado personalmente, y pensar que la gente es buena como uno mismo.

Y sí, la verdad que la gente es buena, no lo voy a negar, sobre todo para sus intereses que es lo que les importa. Mientras eso vaya bien, amigos de por vida, siempre que tengan algún tipo de beneficio ya sea económico, sexual o cualquier otro.

Sabéis, empecé este relato sintiéndome, la única persona desdichada  y solitaria del mundo,  y lamentablemente es así, por vuestros comentarios,  ¿qué puedo decir?, que desgraciadamente reitero  lo  que os contaba antes. Que lamentablemente la realidad se va con los gay mayores,  cuando ya no  somos tan guapos o tan musculados como  cuando teníamos 20 o 30 años, y que esa juventud pasó.

¿Pero es que nadie piensa que  también tenemos derecho a ser felices y a tener a nuestro chico, con quien compartir todo nuestro cariño y todo  ese amor que llevamos dentro de nuestro corazón?

Yo creo y afirmo que aun  con nuestros años, somos  capaces de amar y entregarnos  al amor como pequeños principiantes en el terreno sentimental para intentar ser felices y hacer feliz a nuestra pareja.

Pero ¡Ay chicos! ¿Quién quiere a un cuarentón o cincuentón y ya  no digamos para más edad, que no  tenga una pareja estable (esos de los menos) y de vida normal, y económicamente normal?  Y no digamos  de esos gay jubilados  con una  pequeña  pensión.

Porque claro está, si tienes una  vida y una situación  económica bien situada y estable, siempre te sobraran pretendientes y quienes  te prometerán  amor eterno, eso sí, cuanto más  posible tengas, menos les importará tu edad o tu físico, y siempre te dirán cuanto te quieren,  según el regalo que les hagas.

Para muchos, puedo parecer una de esas  reinonas, como nos llaman  a los que  no  tenemos veintitantos años, y que afortunadamente nos queda fuerza para cuidarnos, tanto física como mentalmente.

Pero parece ser que sólo los  jóvenes gay o heteros, tienen  el  privilegio de acudir a un gimnasio o colocarse un modelito de última moda. Si nosotros lo hacemos,  parece que invadimos  su territorio.

Mirar lo que os voy a contar.

Un día en un chat, un chico joven  me entró. Y después de hablar un rato, le dije mi edad y que  era colaborador  de  este blog.

Por la pausa que hizo, entró en el blog, supuse, y a continuación me dice dicho jovencito:

“¡Jajajajaja, eso no te pega!”

¿No me pega el  ser  gay mayor?  ¿O colaborador  del blog? No lo sé, la verdad. ¿Es que la homosexualidad es un derecho sólo de la juventud,  y que los mayores tenemos que reprimir  nuestra sexualidad, sea de la orientación que sea?

Me quedé a cuadros, hasta hoy ya no volvió a decir nada más.

 

Publicado en:      El Rey Caído     http://elreycaido.wordpress.com


7 thoughts on “Reflexiones de un gay después de los 40 años

  1. GRACIAS PINEDA, NO SE COMO LLEGUE AQUI, PERO DE CORAZON TE DIGO QUE GRACIAS A ESTO QUE ACABO DE LEER ME CAYO EL 20, TODO LO QUE ESCRIBISTE ES MUY CIERTO, IMAGINE QUE SOLO YO SENTIA TODO ESTO, PERO VEO QUE NO ES ASI, TENGO 42 AÑOS Y LA VERDAD NO ME SIENTO BIEN EMOCIONALMENTE, NO ENCUENTRO LOO QUE DEBO HACER, PERO ESTO ME HABRE LOS OJOS… GRACIAS…MIL GRACIAS!!!!

  2. Luis… tengo 39 años, estoy con mi pareja desde hace 13 años, la vida se torna complicada a los cuarenta, vaya que si… hay un libro que a mi me ayudo mucho “La experiencia homosexual” de Marina Castañeda, y habla en una parte de la particularidad de los 40’s para nosotros… Luis, no estas solo, ¿Cómo contactar? Muchas veces es dejarnos abrazar… no sé que decirte Luis, no llenes tu vida de dolor, por lo que escribes y cuentas eres una persona maravillosa ¿Que fuimos superficiales? A veces lo seguimos siendo, Luis, somos humanos… estoy seguro Luis, que alguien allá afuera, podrá leer tus palabras, y tu alma, y se encontrarán… sigue buscando Luis… desde México, sin ser tu amigo, te mando un enorme abrazo! Otro cuarentón que quiere seguir vivo… porque tienes razón… tenemos derecho a seguir vivos… y podemos hacerlo!

    1. Jorge, gracias por visitar el blog y por tu mensaje tan lleno de aliento y buena intención… pero… el autor de esta entrada es Abraham Pineda quien me autorizó a reproducirla aquí. Concuerdo contigo que él debe ser una persona muy valiosa que escribió esto por razones personales y tus deseos y los mios deben ir en el sentido que haya superado esa etapa difícil de su vida. Yo, Luis, no tengo una vida llena de dolor y sería largo exponer mi personal punto de vista sobre los cuarenta y más. Lo que intento es variar el contenido del blog y no olvidar ese respetable sector de hombres mayores que han hecho posible, con su permanencia y esfuerzo, todos los logros y cambios, en todo el mundo, de la comunidad LGBTI. Gracias otra vez por tus palabras tan sentidas. Recibe un abrazo, Luis

  3. Hola, lei este articulo pues estaba preparando un tema para hoy llamado la crisis de los 40s en hombres gay y les cuento que tengo 41, no tengo pareja desde hace 6 años, vivo en un departamento compartido con dos de mis mejores amigos y un perrito y me siento muy bien. Me preocupaba lo fisico pero me di cuenta de que era por la falta de ejercicio y dieta, lo emocional no me preocupa pues estoy abierto a amar pero si no hay una persona adecuada prefuero estar solo y no me siento mal por eso. He conocido a muchos chicos que resultaban ser personas que biuscaban apoyo economico y los deje atras pues creo merecer algo mejor. Tener 40 y ser gay es dificil quizas pero toda edad tiene sus retos. Algo que ayuda a que la vida sea buena es la amistad. espero todos podamos ser amigos de alguna manera.

  4. Hola, me llamo la atencion el articulo, y bueno mi opinion es que mucha gente que esta sola despues de los cuarenta es por la mala cabeza que tuvieron y siguen teniendo, yo tengo 34 y siempre me han gustado las personas mayores que yo, porque supuestamente son “mas estables”, y puedo contarles que he conocido a unos cuantos y de verdad que no pierdo la capacidad de quedar decepcionado! para mi punto de vista despues de los cuarenta muchos son reacios a abrir sus sentimientos y lo que buscan es la cama nada mas; alegando que no quieren pareja “porque eso ya lo vivieron”, otros el pasado da miedo (full promiscuos, e infieles) y los ultimos son aquellos que ya no tienen que ofrecer (sentimiento y cariño), porque dieron tanto a las muchas relaciones que experimentaron que se quedaron sin nada :::: y es curioso porque los escuchas hablar y muchos de ellos se lamentan por estar solos y en sus ojos puedes ver la nostalgia de ese alguien que alguna vez menospreciaron por andar detras del equivocado!… no estoy juzgando a nadie y perdonenme si generalizo un poco al exponer mi opinion… pero es asi! HAY QUE ESTAR MUY CONSCIENTE CUANDO SE ES JOVEN Y SE TIENE A ALGUIEN DE VALOR A TU LADO, PARA NO LLEGAR A LA MADUREZ SOLO Y TRISTE! bueno exito para todos!

  5. Hola Luis, Bueno, hace un poco de tiempo que escribiste estas reflexiones ¿Cómo estás? Espero que bien.

    No es fácil la vida, menos para nosotros, no tenemos una idea o guía como las personas hetosexuales que conocemos, que nos de una pauta de como caminar, nuestros pasos se tienen que ir así, a como los tiempos marcan y esos tiempos, cambian constantemente, ¿Quién diría hace 20, 30 años que nos llegaría el matrimonio civil reconocido? ¿una vida social “normal”? Hay de todo en este ambiente y creo estamos en el punto de inflexión, ese en el que las generaciones se traslapan, jóvenes, aun más jóvenes, maduros, incluso ancianos, estamos en el momento en que todos podemos afirmarnos como lo que somos, sin escondernos del “qué dirán” y eso es un momento de oportunidad único, sí, como dices ¿Salir, vestirse a la moda, divertirse , encontrar el amor es cosa sólo de jóvenes? Así muchos lo creen, pero no, es el momento de actuar, que los prejuicios de otros no te detengan, hay lugares para todos, sal , ponte, come, usa, ama. la vida es una y no retoña tal cual es ahora, entonces no pierdas el tiempo, ya disfrutaste tu juventud, ahora disfruta tu madurez, verás que pronto encontrarás motivos para pensar que estás en el lugar que tus experiencias buenas y malas toman sentido y serás feliz. Lo creo de corazón. Abrazos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s