El vampiro de la Colonia Roma

La novela de Luis Zapata, El vampiro de la colonia Roma, es comúnmente señalada como el texto clásico de la literatura gay mexicana. Esta afirmación, por supuesto, evidencia la adaptación local de una identidad transnacional. El sociólogo canadiense Barry Adam sostiene que la organización contemporánea de las prácticas homosexuales en torno a una identidad gay, se caracteriza por la ruptura con los roles tradicionales de género; la liberación de quienes se involucran en prácticas homosexuales respecto del sistema de parentesco; la posibilidad de asumir una homosexualidad exclusiva; y el establecimiento de una red social en función de intereses homosexuales compartidos, esto es, una formación social autónoma y autoconsciente, capaz de exigir reivindicaciones sociales.

Siguiendo al politólogo australiano Dennis Altman, esta identidad gay ha sido crecientemente difundida, como tantas otras ideas, en el proceso que comúnmente nombramos “globalización”. En el caso mexicano, la visibilización de la identidad gay ocurrió en la segunda mitad de la década de los setenta. Es entonces cuando en la ciudad de México comenzó a utilizarse el término gay para nombrarse y nombrar a otros como parte de una colectividad. Tal concepto comenzó a desplazar a los términos tradicionales como puto, joto o maricón, que situaban en un plano de inferioridad a aquellos individuos de quienes se presumía que jugaban un rol anal/pasivo en el encuentro sexual. En la segunda mitad de los años setenta inició el movimiento de liberación homosexual mexicano y la proliferación de bares gay en la capital del país.

Ganadora del premio Juan Grijalbo, El vampiro de la colonia Roma fue publicada por esa casa editorial en el año de 1979, poco después de que salieran a la luz los primeros grupos homosexuales formalmente organizados y públicamente asumidos. La novela fue editada en los Estados Unidos, bajo el sello de la Gay Sunshine Press, en 1981 como Adonis García, A Picaresque Novel, convirtiéndose en la primera novela latinoamericana, específicamente gay, en ser traducida al inglés.

Si bien Luis Zapata había publicado Hasta en las mejores familias en 1975 y aunque existían otras novelas que abordaban el tema de la homosexualidad en México, ninguna de ellas tuvo la aceptación que encontró El vampiro. Luis Zapata comenzó a ser considerado como un gran exponente de la narrativa mexicana y su novela se transformó en objeto de culto para quienes se identificaban como gays.

A grandes rasgos, El vampiro de la colonia Roma cuenta las andanzas de un “chichifo”, que es como se llama a quien se prostituye con hombres dentro del argot homosexual. A lo largo del texto aparecen distintos personajes y se descubre un submundo que hasta ese momento había resultado invisible para la mayoría de los habitantes de la ciudad de México.

Aunque, como se ha dicho, El vampiro de la colonia Roma ha sido calificada por la crítica y el público como una novela gay, ésta palabra no aparece ni en una sola ocasión dentro del texto. Es posible encontrar palabras como puto, joto, loca, maricón, con todas sus derivaciones (putón, jotísimo, loca desatada, mariconerías). También aparece la palabra homosexual que, a diferencia de las anteriores, se refiere a un grupo de personas que comparte una orientación sexual, en su sentido moderno.

Lo más aproximado al término gay es la palabra gayo, empleada para referirse a los homosexuales en escasas ocasiones. Para aludir a un sentido de comunidad o pertenencia a una red de sujetos involucrados en prácticas homosexuales, se usa el concepto de ambiente, término que en la segunda mitad de los setenta designaba a las actividades, lugares y personas asociadas a la homosexualidad.

Al recordar a otro de los personajes, Adonis García, el personaje principal de esta novela, nos dice “nomás bastaba verlo para darse cuenta de que era de ambiente”. Esto –el uso de términos alternativos pero que hablan de un grupo específico– es una muestra de que, aunque el término gay no se empleara en El vampiro, en México se estaba construyendo un sentido de pertenencia a una comunidad homosexual, como ocurría en buena parte del mundo. Y aunque no se empleara la palabra gay, se utilizaban otros conceptos que también aludían a la existencia de una clase especial de personas. Esto es visible cuando, a propósito de un sueño, Adonis emite una frase reveladora: “pero para ese momento ya no eran hombres y mujeres o bueno sí eran hombres y mujeres pero pura gente de ambiente ¿ves?”

Evidentemente, la novela de Zapata fue publicada en el momento en que se estaba conformando la identidad gay en México y el consiguiente sentimiento de pertenencia a un grupo. Poco a poco iba cambiando la percepción tradicional de la homosexualidad. El público al que esta novela estaba dirigida pudo haberse identificado con las conjeturas de Adonis García, con la forma en que va cambiando su percepción de las prácticas homosexuales. Al afirmar, “yo no podía entender que un tipo pudiera pagar por cogerese a un puto o sea lo que yo no entendía no sabía era que el que se cogía a un puto también era homosexual ¿mentiendes?”, este personaje deja atrás una visión tradicional y hace uso de una comprensióngay de la homosexualidad pues considera que dos personas delmismo sexo que se involucran en un encuentro sexual son homosexuales,independientemente de las prácticas sexuales que realicen.

Por haber sido publicada en 1979, dentro del periodo de la emergencia de la identidad gay en México, es posible considerar a El vampiro de la colonia Roma como un texto de transición. Esto implica que todavía cuenta con elementos de comprensión de la homosexualidad que podríamos identificar como tradicionales y elementos que corresponden a una concepción más moderna o gay.

 

Fuente: El vampiro de la colonia Roma: literatura e identidad gay en México. Rodrigo Laguarda. CIESAS

http://148.202.18.157/sitios/publicacionesite/pperiod/takwa/Takwa1112/rodrigo_laguarda.pdf


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s