Nahum B. Zenil

Publicado por Edward J. Sullivan

1988.

Nahúm Zenil es uno de los artistas más importantes del México de hoy. Con frecuencia su trabajo tiene claros rasgos autobiográficos y, al igual que Frida Kahlo -cuya obra admira profundamente-, utiliza su propi imagen como protagonista de la mayoría de sus telas. Sus autorretratos son imágenes de confrontación: santo, mártir, ángel, demonio, es una confrontación, un reto con el espectador. Para apreciar su obra es necesario familiarizarse con su presencia y con la realidad que nos fuerza a aceptar; incluyendo su propia alineación dentro de una sociedad en la que la norma de los valores, tanto religiosos como sexuales, es en extremo conservadora. La ambigüedad sexual, un cierto erotismo masculino y el narcisismo se mezclan con otros elementos autobiográficos que incluyen una especie de fascinación con los mitos religiosos y las leyendas. La obra de Zenil tiene un alto contenido político. No trata de ocultar ninguno de los episodios de su vida que le son importantes: los utiliza en una suerte de monólogo constante que se torna en diálogo (entre él y el observador) sobre dualidades como represión y libertad, individualismo y conformismo.

La visión de Zenil está “enraizada” en lo mexicano. Algunas veces toma símbolos nacionales, por ejemplo la bandera nacional aparece repetidamente en su trabajo, o utiliza símbolos de fuerte nacionalismo religioso como la imagen de la Virgen de Guadalupe, patrona de México. Las técnicas que utiliza recuerdan también el arte tradicional mexicano. La mayoría de sus obras están hechas en tinta sobre papel con gouaches de color; el papel que utiliza con frecuencia es de color sepia y, además, usa la pluma para dar un efecto punteado sobre los fondos que recuerdan a los grabados del siglo XIX (en especial los de José Guadalupe Posada) que se han ido oscureciendo con el tiempo.

Zenil nació en el estado de Veracruz, en el poblado de Chicontepec, el primero de enero de 1947. Estudió en la Escuela Normal y trabajó como maestro de primaria en la ciudad de México donde ha vivido por muchos años y ha realizado la mayor parte de su obra en un modesto apartamento. Muchas de sus obras contienen referencias a sus alumnos. Ha hecho dibujos de sus clases con largas inscripciones que se refieren a ellos, sus nombres, cuando les impartió clases y otros detalles como estos. Estas inscripciones, de caligrafía diminuta, juegan un papel importante en sus obras; algunas veces parecen referirse directamente a la imagen, otras, parecieran ser parte de un discurso interior solo parcialmente visible en la superficie de la obra.

Nahúm Zenil ha mostrado su trabajo en varias exposiciones individuales en México y también ha participado en numerosas muestras colectivas.

El enorme talento y complejidad de su iconografía -altamente personal, pero siempre referida a un sustrato mexicano- están siendo cada vez más apreciados en el extranjero gracias a exposiciones como Rooted Visions: Mexican Art Today que tuvo lugar en Nueva York, además de la exposición individual en la galería Mary-Ann Martin también en esa ciudad, a principios del año pasado. Zenil es una de las principales figuras de su generación que revive el espíritu de innovación e identidad nacional característicos de las primeras décadas de este siglo en el arte mexicano y que mantiene, al mismo tiempo, una fuerte identidad propia que le confiere un extraordinario sello distintivo a sus imágenes.

 

Publicado en: www.arteactualmexicano.com


One thought on “Nahum B. Zenil

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s