“Lo que duele no es ser homosexual, sino que lo echen en cara como si fuera una peste” Chavela Vargas

“Yo he tenido que luchar para ser yo y que se me respete, y llevar ese estigma, para mí, es un orgullo. Llevar el nombre de lesbiana. No voy presumiendo, no lo voy pregonando, pero no lo niego. He tenido que enfrentarme con la sociedad, con la Iglesia, que dice que malditos los homosexuales… Es absurdo. Cómo vas a juzgar a un ser que ha nacido así. Yo no estudié para lesbiana. Ni me enseñaron a ser así. Yo nací así. Desde que abrí los ojos al mundo. Yo nunca me he acostado con un señor. Nunca. Fíjate qué pureza, yo no tengo de qué avergonzarme… Mis dioses me hicieron así”.

Nacida en Costa Rica, Isabela Vargas Lizano se ha considerado siempre mexicana. Se fue a México a los 14 años, vagabundeó por las calles de D. F. hasta que, a los 30 años, se hizo cantante profesional. Canciones como La llorona, Piensa en mí, Volver, volver o La Macorina, interpretadas hasta entonces sólo por hombres, convirtieron a Chavela en un símbolo, redescubierto hace pocos años en España gracias a Almodóvar y Sabina.

La biografía de Chavela Vargas es el itinerario de una voz anclada en las entrañas, es la historia de un corazón desgarrado y un temperamento que transgrede. La artista mimada de Ana Belén, Aute y Joaquín Sabina (que le cantó: “las amarguras no son amargas/ cuando las canta Chavela Vargas“), es una estrella siempre en busca de un camino propio, que se declara inconformista y rebelde.

Hija de Herminia Lozano y Francisco Vargas, Chavela eligió muy pronto una estrella con música de marimba y se dedicó a soñar. La niña que nunca jugó con muñecas, se levantaba de noche a buscar serenatas, montar a caballo en pelo y mirar el río. Eran tiempos de prejuicios y miedo al “qué dirán”. Una noche no pudo ver su estrella. Enfermó de la vista y cuando iban a secarle los ojos con nitrato de plata la sanó un indígena; los indios -que también le curaron la poliomielitis- son, al decir suyo, los únicos seres puros que quedan.

Sin pelos en la lengua, Chavela habla en su autobiografía de una infancia infeliz: “A mis abuelos no los conocí y a mis padres más de lo que hubiese querido. Tuve cuatro hermanos y puesto que he de decirlo casi todo, lo diré: mis padres no me querían (..) Cuando mis padres se divorciaron me fui con mis tíos que Dios los tenga en el infierno”.

Adolescente, Chavela viajó a México donde llegó a desempeñar distintos oficios, de criada a vendedora de ropa para niños, hasta convertirse en “la Vargas”, esa mujer con un estilo particular de interpretar, desenterrando cada frase o -para decirlo con palabras del escritor mexicano Carlos Monsiváis- “extrayéndole a las canciones fervores y rencores”.

Despojada, ataviada apenas con un poncho, abrigada en su propio decir, su voz recia recorrió el territorio mexicano y llenó los antros de la noche azteca: El Otro Refugio, El Blanquita, El Patio, La Taberna de El Greco.

A mitad de los 50 hace una temporada en el Champagne Room de La Perla, en Acapulco, donde asiste todo Hollywood; canta en la boda de la actriz Elizabeth Taylor con el productor Mike Todd, conoce a Rod Hudson, Grace Kelly, Ava Gardner, entre muchos artistas de la época.

Llegaron luego los discos, más de 30 y el público de pie pidiéndole bises de temas que cantados por ella se iban transformando en clásicos, como “La Llorona”, “Somos” y “Luz de luna”.

Cuando la voz áspera de la ternura, “la Vargas”, camina entre imágenes polvorientas de la revolución mexicana; entonando los corridos “Juan Charrasqueado” y “Simón Blanco”, las graderías se vienen abajo.

Ya consagrada, abre una puerta de la bohemia mexicana y se codea con el compositor Agustín Lara, la poeta Pita Amor, el pintor Diego Rivera, el escritor Juan Rulfo, el cantante Pepe Jara. De todos, a quien más admira es a José Alfredo Jiménez. Un filósofo, piensa, que con sus canciones enseña a vivir; un artista que según ella abre mundos como el argentino Atahualpa Yupanqui.

Chavela, quien ha sido frontal a la hora de hablar de su sexualidad y que señaló que entre sus amores estuvo la pintora Frida Kahlo, dice en su autobiografía: “se dieron cuenta de que yo era homosexual desde muy niña”. Agrega que, para referirse a ella muchos utilizaban el término “rareza”. Y concluye: Lo que duele no es ser homosexual, sino que lo echen en cara como si fuera una peste”.

Aplaudida en el Olympia de París, ovacionada en el Palacio de Bellas Artes de México y distinguida en España por la Universidad de Alcalá de Henares como Excelentísima e Ilustrísima Señora (“nunca me habían dado un título como ser humano”), la popularidad de la cantante es tal que incluso una calle del pueblo español de Burgos lleva su nombre.

En el año 2000, el presidente del Gobierno Español José María Aznar impuso la Gran Cruz de Isabel la Católica a Chavela reconociéndole el ser tan querida en España como en el resto del mundo, El acto, celebrado en el palacio de la Moncloa, contó con la presencia de numerosos amigos de la artista, tales como Pedro Almodóvar, Marisa Paredes, Isabel Preysler, Rosario Flores, Elena Benarroch, Lina Morgan, José María Cano, Bibiana Fernández y su marido, Asdrúbal, así como Simoneta Gómez-Acebo y su marido, José Miguel Fernández Sastrón, Soledad Becerril y el embajador de México en España, Juan José Bremer.

Actualmente Chavela esta retirada del mundo artístico, tiene más de 90 años y vive tranquilamente en México, en su casa de Tepoztlán, Morelos.

Publicado en      http://www.chavelavargas.com.mx

Muere Chavela Vargas a los 93 años de edad; estuvo internada varios días en un hospital de Cuernavaca

CIUDAD DE MÉXICO, México, Agosto 5, 2012.

La cantante Chavela Vargas falleció este domingo luego de días de estar internada en un hospital de Cuernavaca, Morelos, por problemas renales y cardiorespiratorios.

En su cuenta de Twitter se lee: “SILENCIO, SILENCIO: A PARTIR DE HOY LAS AMARGURAS VOLVERÁN A SER AMARGAS… SE HA IDO LA GRAN DAMA CHAVELA VARGAS”.

La cantante murió a la edad de 93 años de edad, a consecuencia de una falla orgánica múltiple, derivado de problemas respiratorios.

La intérprete de canciones de corte ranchero como la “Llorona” y “En el último trago” fue internada desde hace siete días en el Hospital Inovamed, donde permaneció con un diagnóstico de “paciente grave” y con el pronóstico clínico reservado.

En su cuenta enTwitter agrega: “Aquí termina mi historia que comenzó de la nada, dame la mano Llorona, que vengo muy lastimada”.

 Los Macorinos, dos guitarristas muy queridos de la señora Vargas fueron los últimos en visitarla, la señora les sonrió y a ellos les invadió una infinita tristeza.

 “Nosotros fuimos músicos de ella en sus espectáculos, sí la pudimos ver aunque ya no era la hora de visitas, pero ella fue quien lo autorizó”, señala Juan Carlos Allende, quien vino junto con su comparsa Miguel Peña Tovar.

 “Sólo pudimos hablarle en voz baja; pero ella movía sus ojos hacia un lado para decir que sí y hacia el otro para decir que no, sé que sabía que estábamos con ella porque le tocábamos distintas partes de su cuerpo y aún sentía”, comenta Miguel Peña.

A las 13:10 salió su biógrafa María Cortina acompañada con su hija y llorando tranquila les comunicó a los medios la terrible noticia. “Chavela se fue con Dios un poquito antes de la una de la tarde, sufrió un paro respiratorio que cegó su existencia”.

La señora Cortina siempre se mantuvo al pie del cañón junto con la cantante, porque más que una amiga fue como su hermana.

 “Es una gran pena, todos la vamos a extrañar, solamente me quedé con su collar de chamán y por eso lo traigo puesto, pero no me lo quedaré ya que ella se lo llevará a su última morada”.

 

Publicado en:    http://www.eluniversal.com.mx


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s