Homosexualidad en Uganda

Publicado el 12 de mayo de 2011

En 12 horas, el Parlamento de Uganda podría adoptar una brutal ley que condena la homosexualidad con la pena de muerte. Miles de ugandeses se enfrentan a la amenaza de ser ejecutados sólo por ser homosexuales.

Ya el año pasado logramos frenar la propuesta de ley, y podemos hacerlo ahora de nuevo. Tras una masiva protesta global en 2010, el presidente de Uganda Museveni bloqueó el borrador de ley. Pero el descontento político está creciendo en Uganda y los extremistas religiosos en el Parlamento esperan que la confusión y la violencia en las calles distraigan a la comunidad internacional de este segundo intento de aprobar una ley impregnada de odio. Podemos demostrarles que el mundo continúa observando. Si bloqueamos la votación durante dos días más, hasta que el Parlamento cierre, el proyecto de ley será abandonado para siempre.

No hay tiempo que perder. Un millón de ciudadanos ya se han unido. Consigamos alcanzar 1.5 millón de voces contra la pena de muerte para los homosexuales en Uganda en las próximas 12 horas.

Ser gay en Uganda es peligroso y aterrador. Se les hostiga y agrede habitualmente. Hace sólo unos meses el activista por los derechos de los homosexuales, David Kato (en la imagen), fue brutalmente asesinado en su propia casa. Ahora, la comunidad LGBT de Uganda está amenazada por esta ley draconiana que supone prisión de por vida para quienes mantengan relaciones sexuales con personas del mismo sexo, y la pena de muerte para los “infractores reincidentes”. Según esta ley, incluso colegas de las ONG que trabajan para frenar el VIH pueden ser encarceladas por “promover la homosexualidad”.

En este momento, Uganda sufre convulsiones políticas. Tras la estela de los levantamientos árabes, gentes de todo el país están saliendo a la calle en protesta por los elevados precios de la comida y la gasolina. El presidente Museveni ha respondido con medidas enérgicas contra la oposición. Este levantamiento ha dado a los extremistas religiosos en el Parlamento la oportunidad perfecta para desempolvar el proyecto de ley anti-gay solo unos días antes de que el Parlamento cierre y se archiven todas las propuestas de ley.

El presidente Museveni rechazó el proyecto de ley el año pasado cuando la presión internacional amenazó con retirar las ayudas a Uganda. Ahora, con protestas violentas en las calles, este gobierno es más vulnerable que nunca. Consigamos un 1.5 millón para frenar de nuevo la pena de muerte contra los homosexuales y salvar vidas.

A principios de año nos manifestamos en solidaridad con el movimiento por la igualdad en Uganda para mostrar que todas las vidas humanas, sin importar su credo, nacionalidad u orientación sexual, son igualmente valiosas. Nuestra petición internacional rechazando la pena de muerte para los homosexuales fue entregada al Parlamento. Esto dio lugar a una cobertura mediática internacional y presión suficiente para bloquear el proyecto durante meses. Cuando un periódico sensacionalista publicó 100 nombres, fotos y direcciones de sospechosos de ser homosexuales y las personas identificadas fueron amenazadas, AVAAZ apoyó una demanda legal contra el periódico y ganamos. Juntos, nos hemos alzado, una y otra vez, para ayudar a la comunidad gay de Uganda. Ahora nos necesitan más que nunca.

Con esperanza y determinación,
Emma, Iain, Alice, Morgan, Brianna y el resto del equipo de AVAAZ.

http://www.avaaz.org


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s