Equus

Para todos los seguidores de la saga de Harry Potter de J. K. Rowling, esperar pacientemente cada entrega que se dio en versión fílmica a lo largo de 10 años, de 2001 a 2011, fue algo que, no podrán olvidar con facilidad, y el ver cómo iban creciendo en la vida real Daniel Radcliffe, su protagonista principal,  Emma Watson y Rupert Grint entre otros más, era también un atractivo adicional para recibir siempre con gran entusiasmo el episodio siguiente.

La elección de Radcliffe de participar en una obra como Equus, no mucho tiempo después del capítulo final, Las Reliquias de la Muerte, fue un acierto en su carrera pues en muchos causó gran asombro y desconcierto el ver que aquel niño de rostro ingenuo y lentes redondos ahora se mostrara desnudo en esta obra como es requerido en algunas de sus escenas.

Lo que tal vez algunos ignoran es que la obra Equus no es nada nueva. Al menos en México una de las últimas puestas fue en el año de 2001. Los papeles de Alan y del Dr. Martin Dysart fueron interpretados de manera excepcional por Mauricio Ochmann y Enrique Gómez Badillo respectivamente.

Mucho tiempo atrás, en 1977,  se realizó una versión fílmica a cargo de Sidney Lumet con las actuaciones memorables de Peter Firth y Richard Burton en el papel del psicólogo. Es ya una película de culto pues tiene en verdad momentos que pueden sumergir al espectador en una atmósfera pesada y con una fuerte carga de adrenalina como sucede en las escenas de terapia y el ataque a los caballos.

En Equus, escrita por Peter Shaffer en 1973, no es el desnudo de Alan el que hace que esta obra se le ubique generalmente dentro de un contexto homosexual pues eso sería lo de menos. Sin lugar a dudas es la recreación que se hace de la incomprensible y enfermiza atracción sexual por los caballos y lo que este animal junto con su jinete representa para él, en sus sueños, en sus deseos más íntimos. Por otro lado, se encuentra el acto sin explicación aparente de haber dejado ciegos en un ataque brutal a seis de estos animales. ¿Acaso era la forma de decir a los demás cuánto anhelaba liberarse de sus represiones o tal vez, de su vida misma?

Equus, en cualquiera de sus versiones, libro, película o teatro, es una obra que vale la pena acercarse a ella y hacer un ejercicio propio de análisis para estar de acuerdo o disentir del final que la misma nos presenta.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s