Concepción popular de la sexualidad

El nuevo liberalismo, la “revolución sexual” que ha desmitificado la homosexualidad, no es algo generalizado. Hoy en día se toleran las variaciones de la conducta sexual pero no significa que sean mejor comprendidas. Anteriormente los investigadores sobre estos temas al hacer algo que estuviera en contra de las creencias convencionales, sabían que tenían la oposición en la doctrina religiosa. Ahora, la mayor parte de la gente piensa más abiertamente por sí misma y se encuentra más libre de esos ancestrales dogmas.

Este liberalismo ha hecho posible proporcionar una mayor claridad del lenguaje y una mayor tolerancia junto con la pretensión de que nada de lo que haga alguien constituirá un rotundo choque, ni siquiera algo intensamente desaprobado.

En los últimos tiempos se han ido manifestando poderosos movimientos en pro de un cambio en las leyes selectivas a la sexualidad con objeto de modificar su jurisdicción, en todo lo relativo a las relaciones de este tipo entre personas adultas y consentidoras realizadas en privado.

Las leyes contra la homosexualidad han sido eliminadas de los libros de varios países europeos desde hace varias décadas. Sin embargo, en la realidad casi nadie está suficientemente “liberado” ya que existe una capa casi intacta de “valores originales” en el pensamiento y en las actitudes básicas, incluso de los individuos más educados y sofisticados.

Diversas expresiones que existen en muchos sectores indican que los valores se mantienen inalterables. Probablemente se trate de un fondo automático procedente de la primera educación recibida, de un deseo subyacente de uniformidad y de una obligación moral u otro tipo de tiranía o imposición colectiva.

Sin duda es todo esto y mucho más; influencias que en cierto grado afectan la objetividad de todos. Aún hay mucho que aprender del recuerdo de determinados fundamentos que existen en la parte más profunda de todos nosotros.

Tripp, C.A. La Cuestión Homosexual. EDAF, Ediciones-Distribuciones, S.A. España, 1978. (Extracto).


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s