Poesía de Konstantinos Kavafis

     Nació en Alejandría en 1863. Fue el noveno hijo de una rica familia de comerciantes griegos, originarios de Estambul. A la muerte del padre y ante los crecientes problemas económicos, la familia se trasladó a Gran Bretaña. Años después Kavafis regresó a Alejandría e ingresó como funcionario en el Ministerio de Riegos egipcio, para el cual trabajó hasta 1920. Desde muy joven se dedicó a la poesía. De él nos han llegado 154 poemas que fueron publicados póstumamente en 1936. El amor homosexual, a veces sólo implícito pero cargado de una fuerte sensualidad y un cálido erotismo y la evocación de la antigüedad clásica son algunas de sus características. Kavafis murió en 1933 en Alejandría.

EN LA CALLE

Su atractivo rostro, un poco pálido;

y los ojos castaños como fatigados;

veinticinco años, aunque aparenta mejor veinte;

algo le da en su atuendo vago aire de artista

-la corbata tal vez, o la forma del cuello-;

marcha sin fin preciso por la calle,

como poseído todavía del placer ilegal,

del prohibido amor que acaba de ser suyo.

ASÍ TAN INTENSAMENTE CONTEMPLÉ 

 Así tan intensamente contemplé la belleza,

que plena está mi vista de ella.

Líneas del cuerpo. Labios rojos. Miembros voluptuosos.

Cabellos como tomados de estatuas griegas:

siempre hermosos, aun cuando están despeinados,

 y caen, un poco, sobre las frentes blancas.

Rostros del amor, tal como los anhelaba

mi poesía … en las noches de mi juventud,

en mis noches, furtivamente, hallados…


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s