El arte de Steve Walker

Sobre Steve Walker.

Nació en 1961. El dibujo es uno de los primeros recuerdos de infancia de Steve Walker. Él coleccionaba pinturas desde la edad de tres o cuatro años. El dibujo vino de manera natural al artista de Toronto, y su amor por esta forma de arte continuó en su edad adulta. Como un artista autodidacta, Walker sólo empezó a pintar después de una visita a Europa cuando tenía 25 años. Durante el viaje, pasó gran parte de su tiempo recorriendo las grandes galerías y museos. En sus propias palabras, fue la primera vez que estuvo expuesto a la gran pintura y la primera vez que reconoció el potencial de esta forma de arte. “Me movió algo que yo era capaz de hacer”.

Sus primeras pinturas fueron hechas de una manera un poco reservada, ya que no tenía ninguna intención de exponer o vender sus obras ni tampoco aspiraciones de convertirse en un artista profesional.

Como un hombre gay, Walker está plenamente consciente de que vive durante un período de la historia que es el mejor de los tiempos y, a la vez, el peor.

Hay más libertad y aceptación de homosexuales hombres y mujeres, mientras que al mismo tiempo el SIDA ha devastado la población homosexual.

Las pinturas de Walker no son sobre homosexuales o la homosexualidad. Describe que su arte es sobre el amor, odio, dolor, alegría, contacto, comunicación, belleza, soledad, atracción, esperanza, desesperación, vida y muerte. Su arte incluye temas universales independientemente de raza, género, clase socioeconómica, cultura u orientación sexual. Sin embargo, su trabajo es único porque él transmite estos aspectos a través de los temas en sus pinturas de jóvenes gays.

“Como un homosexual he sido movido, educado e inspirado por las obras que se ocupan de un contexto heterosexual. ¿Por qué asumiría que un heterosexual sería incapaz de apreciar el trabajo que habla de temas comunes en la vida, vistos a través de mis ojos, como un hombre gay?. Si la población heterosexual es incapaz de hacerlo, entonces es su pérdida, no la mía”.

Si Walker fuera un pintor abstracto o un artista de paisaje, dice que no importaría su orientación sexual. Pero dado que sus pinturas son acerca de la vida gay, su orientación sexual se vuelve más importante que su bagaje cultural, edad o nacionalidad.

El foco de sus pinturas representan a menudo tristeza y soledad para reflejar la realidad de que gran parte de la vida de muchos es triste y solitaria. Walker retrata a menudo personas en relaciones como entidades separadas porque esa es la forma en que les ve.

También utiliza una paleta de colores pequeña y práctica porque él está cómodo con ellos y los colores le proporcionan los resultados esperados. “El color es muy potente y un poco puede hacer mucho si se utiliza con eficacia”, dijo. “Algunos colores son muy emocionantes para mí, mientras que otros son bastante ofensivos. La pintura de color carne es muy emocionante debido a las enormes variaciones posibles dentro de una gama de colores muy pequeña”.

Las obras de arte de Walker son muy grandes, siempre miden 36″ por 48″. Crea grandes pinturas porque cree que una imagen grande es más atractiva que una más pequeño. “Si es una pantalla de televisión, pantalla de cine o una imagen en una revista, el tamaño tiene cierto grado de importancia”, dijo.

Walker señaló pertenecer a una minoría oprimida que ha sido una fuerza impulsora en la creación de su arte. “Cualquier minoría quiere y necesita encontrar voces artísticas que reflejen sus propias situaciones personales y, al hacerlo, validar y grabar así sus vidas y cultura para sí y para el resto del mundo”.

Walker dijo que experimenta muchas recompensas pequeñas durante el proceso creativo.

“Después de horas de pintura, retrocedo y miro algo que no estaba allí antes–una mano, una cara, donde una vez hubo un lienzo en blanco,”.

Como artista, Walker dijo que es emocionante estar trabajando en un momento en la historia donde hay un público dispuesto a apreciar y consumir sus creaciones. “Es muy raro encontrar éxito como artista en tu vida”.

“Mi trabajo permanecerá después de mí, pero verlo cómo afecta a la gente cuando lo estoy creando, es muy gratificante”.

En los últimos años el trabajo de Steve Walker ha sido expuesto en galerías en Toronto, Montreal, Nueva York, Filadelfia y Key West.

La comunidad gay de América del Norte ha respondido muy positivamente al arte de Walker.

“Estoy muy consciente de la apreciación de un grupo de personas que reconocen el tiempo, energía y talento dedicado a un trabajo que habla específicamente para ellos, pero al mismo tiempo existe en el mundo que todos vivimos”.

La muerte de Steve Walker fue repentina e inesperada en su casa de Costa Rica el 4 de enero de 2012. Murió de un ataque al corazón, aun cuando no tenía antecedentes de una enfermedad de este tipo. El albacea de la familia pidió que se retrasara el anuncio de su muerte para dar tiempo a realizar un inventario exacto de las pinturas del artista de sus galerías en Canadá y Estados Unidos así como en su estudio de Costa Rica.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s